Portada - Fotografía del cartonaje de la momia, adornado con elementos religiosos como símbolos solares, la cobra, las diosas protectoras Isis y Neftis con las alas desplegadas y los hijos de Horus, que custodiaban las vísceras del difunto. (Fotografía: ABC/Thutmose III Project)

Arqueólogos españoles descubren la momia de un asesor de Tutmosis III en un sarcófago bellamente decorado

(Leer articulo en una sola página)

Tutmosis III fue el sexto rey de la dinastía XVIII del antiguo Egipto y gobernó, aproximadamente, entre los años 1479 y 1425 antes de Cristo. Fue uno de los monarcas más importantes y poderosos de dicha civilización. De hecho, a lo largo de su reinado el territorio egipcio alcanzó su máxima extensión.

Ahora, tal y como vienen informando los diarios El Mundo y ABC, un equipo de arqueólogos españoles ha rescatado de las profundidades de la actual Luxor –antigua Tebas– la momia de un alto funcionario de su corte, envuelta en un precioso y colorido cartonaje. El descubrimiento se ha producido, precisamente, bajo el Templo de Millones de Años de Tutmosis III , durante la novena campaña de excavaciones llevada a cabo por una expedición arqueológica española liderada por la egiptóloga Myriam Seco . Según las primeras pesquisas descubiertas por los científicos españoles, se trata de la momia de Amon Renef, quien ostentaba el título de Sirviente de la Casa Real.

“Hallamos el nicho en el exterior del muro perimetral sur del templo. El sarcófago antropomorfo estaba comido por las termitas. Apenas se conservaban los pies y la cara. Dentro, sin embargo, encontramos un cartonaje muy frágil pero que mantiene una decoración muy colorida. Es una auténtica preciosidad. Tiene dibujados todos los elementos simbólicos de la religión egipcia. Aparecen símbolos solares, como el disco solar o la cobra; las diosas protectoras Isis y Neftis con sus alas desplegadas; los cuatro hijos de Horus encargados de custodiar las vísceras del difunto o los halcones protectores también con las alas desplegadas. Hemos encontrado objetos paralelos en el Tercer Período Intermedio. Los estudios preliminares la sitúan a comienzos de ese período, en torno a los siglos XI o X a.C.”, ha explicado la experta sevillana, directora de la expedición, en declaraciones recogidas por El Mundo .

Rostro idealizado del Sirviente Real Amon Renef. (Fotografía: ABC/Tuthmose III Project)

Rostro idealizado del Sirviente Real Amon Renef. ( Fotografía: ABC/Tuthmose III Project )

Por su parte, el jefe del Departamento de Antigüedades Egipcias del Ministerio de Antigüedades egipcio, Mahmud Afifi, en un breve comunicado difundido para anunciar el descubrimiento, ha añadido que se va a llevar a cabo un concienzudo estudio para determinar su cronología exacta.

El enterramiento, localizado hace pocos días, está ubicado sobre el trazado del muro perimetral del templo. Se trata de una pequeña fosa, no muy profunda, con una cámara adyacente. El nicho presenta unas medidas de tan sólo unos 80 centímetros de alto por 60 de ancho, lo que ha provocado que las labores de rescate se convirtiesen en una auténtica odisea.

“Imagina las posturas tan incómodas que han tenido que adoptar las dos restauradoras que han trabajado en el nicho, con la dificultad añadida de que tenían que entrar y salir sin rozar el cartonaje. Era como tener una golosina atrapada en el interior de la tumba. Hemos trabajado durante una semana para extraerla intacta. Ahora queda restaurarla y fortalecerla inyectándole varios productos. Tendremos que hacerlo antes de que concluya la campaña”, continúa explicando a El Mundo la arqueóloga Myriam Seco.

Una de las arqueólogas de la expedición española trabajando con el cartonaje de la momia recién descubierta. (Fotografía: El Mundo/Thutmose III Temple Project)

Una de las arqueólogas de la expedición española trabajando con el cartonaje de la momia recién descubierta. ( Fotografía: El Mundo/Thutmose III Temple Project )

"Cuando comenzamos a trabajar aquí no imaginábamos que fuésemos a encontrar necrópolis de tantas épocas diferentes. Todos estos descubrimientos están enriqueciendo el yacimiento, que ha demostrado una riqueza arqueológica extraordinaria, abarca un arco cronológico superior a los 1500 años y aporta materiales e informaciones de las dinastías XI, XII, XVIII y XIX, así como de principios del Tercer Período Intermedio y de Época Baja", ha admitido la directora de la misión, feliz de sumar un nuevo período a la colección de hallazgos realizados bajo el templo de Tutmosis III .

A través de las cavidades horadadas durante todos estos años están volviendo hasta nosotros las distinguidas autoridades que yacen bajo las ruinas de un templo de proporciones faraónicas –nunca mejor dicho-, con sus 100 metros de fachada y 150 metros de largo.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article