Portada - Interior del escondrijo donde han aparecido las momias. (Fotografía: El Mundo)

Arqueólogos egipcios descubren una cachette con al menos 17 momias en el centro del país

(Leer articulo en una sola página)

Una nueva “cachette”, es decir, un antiguo escondrijo de momias, oculto en las entrañas de Egipto, acaba de salir a la luz. Fue ayer cuando las autoridades egipcias anunciaron el hallazgo de una oquedad, en pleno desierto, que alberga un mínimo de 17 momias envueltas en lino.

Según las informaciones publicadas por el periódico español El Mundo , dicho enclave, horadado a ocho metros bajo tierra -y sin señalizar para evitar la rapiña de los ladrones-, se halla en el yacimiento de Tuna el Yebel , el cementerio de la antigua ciudad de  Hermópolis Magna , ubicado en la provincia de Minya, unos 300 kilómetros al sur de El Cairo.

"Es la primera necrópolis humana con tantas momias hallada en el centro de Egipto", reconocía el ministro de Antigüedades, Jaled al Anani, en el transcurso de la presentación del hallazgo. (Fotografía: El País/ Khaled Desouki /AFP).

"Es la primera necrópolis humana con tantas momias hallada en el centro de Egipto", reconocía el ministro de Antigüedades, Jaled al Anani, en el transcurso de la presentación del hallazgo. ( Fotografía: El País/ Khaled Desouki /AFP ).

Un descubrimiento fruto del azar

El año pasado, la expedición de la  Universidad de El Cairo  que trabaja en la zona detectó con un radar la presencia de una cavidad al este de las catacumbas que acogen miles de momias sagradas de halcones o ibis. La cantidad precisa de difuntos que hospeda la cueva aún continúa siendo un enigma. Según el profesor Salah al Juli, líder de la expedición, su número podría alcanzar los 32, incluyendo momias de mujeres, niños y recién nacidos.

Asimismo, los expertos han comunicado que este descubrimiento es solo el principio, puesto que la red de pasadizos excavados bajo la arena abre la puerta a nuevos y apasionantes hallazgos. De momento, el escondite contiene ocho sarcófagos tallados en piedra caliza y arcilla, y al menos dos de ellos son ataúdes antropoides.

Imagen de otra de las 17 momias halladas recientemente en Egipto. (Fotografía: El País/Khaled Desouki/AFP)

Imagen de otra de las 17 momias halladas recientemente en Egipto. ( Fotografía: El País/Khaled Desouki/AFP )

"Es un descubrimiento importante, sin precedentes. Se remonta al periodo grecorromano", ha explicado Mohamed Hamza, responsable de las excavaciones dirigidas por la Universidad de El Cairo, en declaraciones recogidas por el diario español El País . Hamza ha añadido además que el yacimiento donde han sido descubiertas alberga restos que datan de "entre el siglo III antes de Jesucristo y el III después de Jesucristo".

Aunque la datación de los artefactos y momias no ha podido ser determinada todavía, el equipo científico la sitúa en el periodo tardío (672-332 a. C.), cuando la civilización egipcia comenzaba su declive y terminó siendo conquistada por las tropas de  Alejandro Magno . Junto a las momias, de las que sí se sabe que no pertenecieron a la familia real, también se han encontrado dos papiros escritos en demótico, que serán trasladados al  Gran Museo Egipcio para su restauración, y una pluma dorada. Además, en otro yacimiento contiguo también se han recuperado varias tumbas de la época romana realizadas en arcilla y que aún albergaban en su interior monedas, lámparas y otros objetos domésticos.

Además de las momias se han descubierto restos de animales y dos papiros escritos en demótico. (Fotografía: El País/Khaled Desouki /AFP).

Además de las momias se han descubierto restos de animales y dos papiros escritos en demótico. ( Fotografía: El País/Khaled Desouki /AFP ).

Los arqueólogos han hallado también "ataúdes de animales". De hecho, en la zona existen destacados yacimientos arqueológicos, como el de Hermópolis, ciudad dedicada al dios faraónico Tot y posteriormente al griego Hermes, o Tel al Amarna , donde estableció su capital el faraón Akenatón.

Las autoridades egipcias autorizaron recientemente varios proyectos arqueológicos con la esperanza de realizar nuevos hallazgos, en un momento en el que el sector turístico, pilar de la economía del país, no logra despegar tras los atentados sufridos en su territorio a lo largo del año 2016. La localización de esta  cachette constituye el primer gran hallazgo en el área de Tuna el Yebel desde que aflorara la necrópolis grecorromana de animales en una excavación desarrollada entre 1931 y 1954 por el arqueólogo egipcio Sami Gabra. 

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article