Portada - la alineación del sol naciente en el solsticio de invierno con los saywas del desierto de Atacama, Chile. Fuente: A. Silber, ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).(CC BY 4.0)

Alineaciones del Sol y de la Tierra: antiguo calendario andino descubierto en el desierto de Atacama

(Leer articulo en una sola página)

En el solsticio de invierno del 2017, una dedicada historiadora del Museo de Arte Precolombino de Santiago de Chile, la Dra. Cecilia Sanhueza, seguía una corazonada en el desierto chileno de Atacama. La investigadora observaba “una fila de tres cairns... y dos montones cuadrados de piedras, cada uno de aproximadamente 1,2 metros de alto” para ver cómo se coordinaban con la salida del sol en el solsticio de invierno. Su descubrimiento de aquella noche está siendo anunciado como una gran noticia, según un artículo publicado en The Economist.

Un inmenso trazado inca

Las culturas andinas definían sus territorios y registraban los ciclos astronómicos con alineaciones de larga distancia trazadas entre lugares sagrados diversos: altas montañas, lagos y lagunas. En la antigua lengua andina quechua, los cairns de piedras entre los cuales se trazaban estas alineaciones eran conocidos como saywas – una palabra que se puede traducir libremente como “hitos” o “marcas”.

Sergio Martín (ALMA), Juan Cortés (ALMA), Ximena Cruz (Comunidad de San Pedro de Atacama), José Berenguer (curador del Museo Precolombino) y Cecilia Sanhueza (historiadora, directora del proyecto) analizando y geolocalizando una saywa en Camar. Crédito: R. Bennett – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO). (CC BY 4.0)

Sergio Martín (ALMA), Juan Cortés (ALMA), Ximena Cruz (Comunidad de San Pedro de Atacama), José Berenguer (curador del Museo Precolombino) y Cecilia Sanhueza (historiadora, directora del proyecto) analizando y geolocalizando una saywa en Camar. Crédito: R. Bennett – ALMA (ESO/NAOJ/NRAO). ( CC BY 4.0 )

La Dra. Sanhueza sospechaba que las alineaciones de cairns de piedra eran “algo más que mundanos hitos kilométricos” tras comprobar que una de las alineaciones “intersectaba diagonalmente con un antiguo camino, parte de una red de carreteras construida hace cinco siglos por los incas.” La investigadora comentaba a los periodistas que fue “una experiencia muy emocionante” cuando se dio cuenta de que en el solsticio de invierno “el sol salía directamente por detrás de las columnas más cercanas, pareciendo reposar brevemente sobre ellas.”

En los solsticios de invierno y verano, en torno a los días 21 de diciembre y junio, el sol parece “detenerse” en el cielo durante tres días. Fue después de que la Dra. Sanhueza fuese testigo de cómo el sol salía por detrás de los pilares en el solsticio de invierno cuando la investigadora se dio cuenta de que las alineaciones “prefiguraban la aparición del sol” y por lo tanto tenían “una función astronómica.”

La alineación de la salida del sol en el solsticio de invierno con los saywas del desierto de Atacama, Chile. Fuente: A. Silber, ALMA (ESO/NAOJ/NRAO). (CC BY 4.0)

La alineación de la salida del sol en el solsticio de invierno con los saywas del desierto de Atacama, Chile. Fuente: A. Silber, ALMA (ESO/NAOJ/NRAO). ( CC BY 4.0 )

Los monumentales ceques incas

La civilización inca del antiguo Perú creó 41 alineaciones de larga distancia llamadas ceques, cuya orientación estaba basada en significativos acontecimientos solares, lunares y celestes. Estas líneas fueron definidas por el Dr. Zuidema en 1981 como un “dispositivo para la integración de la astronomía, la cosmología y la estructura sociopolítica” (1981c:169) . Los 41 ceques eran percibidos por los incas como líneas imbuidas de la energía sagrada de la creación, y emanaban del complejo religioso del Templo del Sol Qorikancha (Coricancha) situado en Cuzco. El trazado de los ceques se extendía por un paisaje salpicado de hasta 328 santuarios sagrados, templos y cairns de piedras conocidos como wak'as o huacas.

Comparando calendarios

Teniendo en cuenta la enormidad y complejidad de la instalación y el mantenimiento de un sistema de 41 alineaciones a la escala de un imperio, podría decirse que la Dra. Sanhueza fue un poco demasiado lejos cuando afirmó que su descubrimiento era “Un Stonehenge del hemisferio sur.” Stonehenge es un complejo cronómetro lunisolar que se presta a la realización de cálculos predictivos de los ciclos del sol y de la luna, mientras que la alineación chilena ‘Solar X’ sigue el ciclo solar anual. Así pues, hay una gran diferencia entre los principios cosmológicos y astronómicos subyacentes de ambos monumentos.

Para respaldar la validez de su observación, Sanhueza ha presentado asimismo observaciones cosmológicas, como por ejemplo que “Los pilares son un vínculo visible con Inti, el dios del sol, de quien se creía que se ‘sentaba’ sobre los saywas en los solsticios.” En las colinas que rodean la capital inca de Cuzco, un conjunto de enormes pilares también marca el amanecer y el ocaso en los solsticios de verano e invierno. El dios del sol Inti era adorado con gran fervor y devoción en el solsticio de invierno, y todavía hoy en día, cada 24 de junio (solsticio de invierno en el hemisferio sur), Cuzco celebra la fiesta inca del sol, el Inti Raymi .

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article