Portada-Armas de bronce quebradas (hojas de espada y puntas de lanza) descubiertas por los arqueólogos en la Isla de Coll, al oeste de Escocia. Según las dataciones, su antigüedad es de 3.000 años. Fotografía: RSPB Scotland

Armas quebradas de bronce descubiertas en lago escocés revelan antiguas ofrendas a los dioses hace 3.000 años

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos ha descubierto fragmentos de antiguas armas de bronce en Escocia, principalmente hojas de espadas y puntas de lanzas. Estas armas habían sido quebradas intencionadamente y arrojadas a un loch de agua dulce hace unos 3.000 años en lo que se cree que fue una ofrenda ritual.

Hoja de espada rota descubierta en lo que solía ser un antiguo lago de agua dulce. Fotografía: RSPP Escocia

Hoja de espada rota descubierta en lo que solía ser un antiguo lago de agua dulce. Fotografía: RSPP Escocia

Estas antiguas armas de bronce fueron descubiertas en una reserva natural de la Isla de Coll, en las Hébridas del Sur, cerca de la costa occidental de Escocia. Según la nota de prensa emitida por la Real Sociedad para la Protección de los Pájaros (RSPP), doce piezas que formaban parte de al menos siete armas diferentes fueron descubiertas al excavar una zona que fue en el pasado un loch (lago) de agua dulce.

Fragmentos de armas recuperados por los arqueólogos en Escocia. Fotografía: RSPP Escocia

Fragmentos de armas recuperados por los arqueólogos en Escocia. Fotografía: RSPP Escocia

“Este es el primer descubrimiento de esta magnitud realizado en la región de Argyll en muchos años,” afirmó Jill Harden, arqueólogo de las Reservas Escocesas de la Real Sociedad para la Protección de los Pájaros.

Se cree que hace unos 3.000 años estas piezas de metal fueron quebradas intencionadamente y a continuación arrojadas al lago en el transcurso de una ceremonia ritual.

Se han hallado innumerables antiguos objetos de la Edad del Hierro en terrenos pantanosos del norte de Europa y Escandinavia: lanzas, arcos, flechas, escudos, joyas, etc. Estos objetos eran arrojados a los lagos y pantanos intencionadamente, a menudo desde una barca, a veces como ofrendas a los dioses, y en otras ocasiones para destruir las pertenencias capturadas al enemigo. Se doblaban, partían y hacían pedazos deliberadamente en actos rituales de sacrificio.

Objetos de hierro descubiertos en el pantano de Nydam, en Dinamarca. A la izquierda, hojas de hachas, a la derecha, piezas de escudos (umbos). (CC BY-SA 3.0)

Objetos de hierro descubiertos en el pantano de Nydam, en Dinamarca. A la izquierda, hojas de hachas, a la derecha, piezas de escudos (umbos). ( CC BY-SA 3.0 )

El pasado año, un equipo de arqueólogos descubrió en Dinamarca los restos óseos de los soldados de todo un ejército de la Edad del Hierro que había sido arrojado al fondo de un lago cerca de los humedales de Alken Enge , al este de Jutlandia. Estos huesos habían sido terriblemente destrozados y arrojados al agua como ritual.

Varios cráneos de niños de la Edad del Bronce , descubiertos alrededor del perímetro de antiguos  asentamientos de Suiza y Alemania, mostraban señales de haber sufrido una muerte violenta, y se cree que pudieron haber sido ofrecidos como sacrificio a los dioses de un lago cercano.

“Para los habitantes de las islas británicas, muchas corrientes o masas de agua de los lugares en los que vivían, como arroyos o pozos, albergaban a espíritus del agua – y a menudo estos pasaban a adoptar el papel de deidades locales. Los historiadores afirman que en cierto momento se convirtió en una costumbre popular arrojar pequeños objetos de plata — monedas, alfileres, etc. — a las aguas sagradas como ofrenda a los dioses o diosas del lugar,” leemos en Folklore y Leyendas del Agua .

Estas antiguas creencias también pueden estar vinculadas con la tradición ancestral, aún vigente, de lanzar monedas u otros objetos valiosos a fuentes, manantiales, ríos y   pozos de los deseos .

La web escocesa de noticias The National informa de que sigue habiendo preguntas sin respuesta sobre la vida de las gentes que habitaban en la Isla de Coll hace miles de años. Aunque se descubrieron algunos objetos en el siglo XIX al oeste de Escocia, se desconoce el lugar preciso en el que se encontraron. Los recientes hallazgos en la isla de Coll pueden ayudar a arrojar luz sobre las antiguas prácticas religiosas en Escocia. También se espera que futuros estudios permitan determinar si tales ofrendas fueron consecuencia de alguna modificación en el entorno natural del lugar.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article