Portada-Recreación artística de un grupo de antiguos homínidos. Autoría: Javier Trueba, Madrid Scientific Films.

Cómo el Mestizaje con Antiguos Homínidos dio Lugar a los Humanos del Presente

(Leer articulo en una sola página)

A lo largo de los últimos años, las investigaciones realizadas sobre antiguas muestras del ADN de nuestros antepasados han revelado algunos aspectos sorprendentes de nuestra historia evolutiva de los últimos 50.000 años. Quizás el más asombroso de todos ellos haya sido el alcance del mestizaje entre los ancestros de los humanos actuales y otras especies humanas estrechamente emparentadas. ¿Pero en qué lugar del mundo tuvieron lugar estos apareamientos entre diferentes especies? ¿Cuáles de las antiguas especies estuvieron involucradas en este proceso? ¿Qué proporción del genoma humano actual incluye ADN procedente de estos antiguos antepasados? ¿Y qué impacto tuvo este mestizaje en nuestra evolución y biología en general como especie?

Estas preguntas son el meollo de la actual investigación sobre mestizaje en la prehistoria, tal y como han revelado las secuencias de ADN obtenidas a partir de fósiles de Europa y Asia, así como las comparaciones realizadas con los genomas de humanos actuales.

En África, el mestizaje con una especie arcaica ha dejado huellas genéticas en los genomas de algunas poblaciones actuales Subsaharianas.

Aproximadamente el dos por ciento del ADN de estas poblaciones deriva de una especie arcaica como resultado de los apareamientos que tuvieron lugar hace unos 35.000 años.

Genes Neandertal en Europeos y Asiáticos

Los muy bien conocidos Neandertales – de los que tenemos cientos de fósiles, incluidos algunos esqueletos casi completos – se mestizaron con los fundadores de las actuales poblaciones de Europa y el Extremo Oriente asiático.

Las estimaciones publicadas en el año 2014 indican que del 1,5 al 2% del genoma de las poblaciones humanas actuales no africanas es de origen Neandertal.

Aun así, los Asiáticos del Extremo Oriente tienen una proporción notablemente mayor de genes Neandertales que los Europeos, indicando que sus ancestros se mestizaron con esta especie arcaica quizás en más de una ocasión, o a causa de algún acontecimiento diferente del que provocó el mestizaje con las poblaciones de la Eurasia Occidental.

Modelos de un hombre y una mujer Neandertal. Museo del Neandertal, Düsseldorf. (Wikimedia Commons )

Modelos de un hombre y una mujer Neandertal. Museo del Neandertal, Düsseldorf. ( Wikimedia Commons  )

Mestizaje con los Denisovanos

Otra especie, los misterosos ‘Denisovanos,’ ha sido recientemente descubierta gracias a un registro fósil formado únicamente por un diente, el hueso del dedo de una mano y el de un dedo del pie.

A pesar de lo escaso de su registro fósil, su genoma se ha podido secuenciar por completo, y demuestra que compartían genes con los ancestros de algunas poblaciones del Sudeste Asiático, Nueva Guinea y de Aborígenes Australianos. 

Estas poblaciones también presentan huellas genéticas de mestizaje con los Neandertales, así que heredaron ADN de ambas especies.

No solo portamos todos en nuestros genes las pruebas de estos devaneos entre diferentes especies, en algunos casos estos genes parecen haber resultado realmente beneficiosos aún hasta el día de hoy.

En el año 2010, el análisis del molar superior de un adulto joven reveló que había pertenecido a un Denisovano. Fotografía: Instituto Max Planck

En el año 2010, el análisis del molar superior de un adulto joven reveló que había pertenecido a un Denisovano. Fotografía: Instituto Max Planck

Beneficios del Mestizaje

Tomemos como ejemplo el hallazgo realizado el año pasado por Emilia Huerta-Sánchez y su equipo , que demuestra que la capacidad de las poblaciones actuales del Tíbet de adaptarse a la vida a grandes altitudes procede de un gen heredado de los misteriosos ‘Denisovanos.’

El gen en cuestión –  EPAS1 – está asociado con diferencias en el nivel de hemoglobina a elevadas altitudes que apuntalan la capacidad de los individuos que lo incluyen en su ADN de transportar más oxígeno en su sangre.

Los Denisovanos también parecen haber aportado genes que refuerzan los sistemas inmunitarios de las poblaciones de Nueva Guinea y Australia.

En Europa, el mestizaje con los Neandertales también puede haber propiciado variantes genéticas asociadas con el catabolismo de los lípidos , es decir, la conversión de grasas en energía que tiene lugar en las células del cuerpo humano.

Otros ejemplos son los genes asociados con: el metabolismo del azúcar; el funcionamiento de los músculos y el sistema nervioso; la formación y estructura de la piel; el color de la piel, el pelo y los ojos; y el sistema reproductor femenino, especialmente en todo lo relacionado con la formación del óvulo.

Pero por supuesto, cabría esperar que la selección natural hubiera trabajado en ambas direcciones dado que estos apareamientos tuvieron lugar entre diferentes especies: Homo sapiens  con Homo neanderthalensis Homo sapiens  con Denisovanos y Homo sapiens  con una misteriosa especie africana.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article