Portada - Luminosidad de una nova roja - V838 Monocerotis, cortesía de la NASA, STScI, ESA (Public Domain); Superpuesto, Ojo de la Providencia (Public Domain)

Sociedades secretas y conocimiento oculto: la explosión de una supernova que dio lugar al mundo moderno

(Leer articulo en una sola página)

Hace algunas semanas, un equipo de astrónomos anunció que en el año 2022 va a ocurrir algo realmente espectacular: una nueva estrella va a aparecer en el firmamento. Será el primer evento de este tipo apreciable a simple vista en más de 400 años. Creada por la colisión de dos estrellas relativamente débiles, la explosión resultante es conocida como “estrella explosiva.”

Cuando este singular fenómeno celeste tiene lugar surge lo que se denomina una nova roja, que brillará con tal intensidad que será claramente visible por las noches en la constelación del Cisne. La última vez que se hizo visible una “nueva estrella” sin la ayuda de modernos telescopios fue en 1604, aunque en este caso se trataba de una supernova, la explosión de un sol lejano que fue visible durante muchos meses. Aquella vez ocurrió en la constelación de Ofiuco, el portador de la serpiente, y sus restos aún pueden ser vistos por los astrónomos bajo la forma de una bella nebulosa anular.

Ilustración del libro de Johannes Kepler ‘De Stella Nova in Pede Serpentarii’ (Nueva estrella al pie del Serpentario) en la que se indica la localización de la supernova de 1604. (Public Domain)

Ilustración del libro de Johannes Kepler ‘De Stella Nova in Pede Serpentarii’ (Nueva estrella al pie del Serpentario) en la que se indica la localización de la supernova de 1604. ( Public Domain )

A una distancia de 20.000 años luz, la supernova se encontraba demasiado lejos como para provocar algún efecto físico sobre la Tierra, pero su aparición sin duda produjo un impacto psicológico significativo. De hecho condujo a una notable serie de episodios sociológicos que influyeron radicalmente en nuestra historia.

La Nueva Estrella - Supernova 1604, conocida también como Supernova de Kepler. Imagen cortesía de la NASA (Public Domain)

La Nueva Estrella - Supernova 1604, conocida también como Supernova de Kepler. Imagen cortesía de la NASA ( Public Domain )

Una señal de los cielos que anuncia una Nueva Era de Iluminación

El suceso de 1604 fue conocido como la Supernova de Kepler en honor al astrónomo que realizó detalladas observaciones del mismo en su época. Sin embargo, no solo los profesionales de la observación de las estrellas se enamoraron del fenómeno, sino que dio pie además a un movimiento filosófico completamente novedoso. Ese mismo año, el teólogo alemán Simon Studion publicaba su Naometria (“Medida del Templo”) en la cual interpretaba el acontecimiento en términos astrológicos, afirmando que anunciaba una nueva era de iluminación. Parece ser que Studion creía que la nueva estrella era una señal de los cielos, al igual que la estrella de Belén habría proclamado el nacimiento de Cristo. La nueva era anunciada por la supernova estaría imbuida de avances en la ciencia, la religión y las libertades sociales, además de dar pie –en un concepto revolucionario para la época– al nacimiento de un nuevo orden político basado en la figura de una mujer, una poderosa reina.

En unos pocos años, un grupo conocido como los Rosacruces (cuyo nombre está basado en su símbolo, formado por una rosa y una cruz) empezó a difundir panfletos con ideas similares. Conocidos en conjunto como los Manifiestos Rosacruces, estos textos daban a entender que la princesa Isabel, hija de Jacobo I de Inglaterra, sería la mujer que unificaría Europa en una especie de Unión Europea del Renacimiento. En el año 1613, Isabel se había casado con Federico V, Elector (príncipe) del Palatinado: una región que correspondería a lo que hoy es el sudoeste de Alemania.

Simbolismo rosacruciano en el que se observa la estrella brillando sobre la cabeza de la mujer supuestamente predestinada a unificar Europa en una nueva era de iluminación. (Public Domain)

Simbolismo rosacruciano en el que se observa la estrella brillando sobre la cabeza de la mujer supuestamente predestinada a unificar Europa en una nueva era de iluminación. ( Public Domain )

Se hace referencia de forma críptica al matrimonio en estos escritos rosacrucianos, en particular en la publicación de 1616 conocida como La Boda Alquímica . Parece ser que esta sociedad secreta interpretaba la boda de Isabel, destinada a cimentar una alianza entre Inglaterra y los estados protestantes de Alemania, como el punto de partida para la soñada confederación europea. Sin embargo, todo se vino abajo en 1619 cuando se ofreció a Federico el trono de Bohemia, región de lo que hoy es la República Checa. Federico e Isabel reinaron como rey y reina apenas unos pocos meses antes de ser depuestos, huyendo para establecerse finalmente en Holanda. A causa de su corto reinado, Isabel acabó siendo conocida como la Reina de Invierno, pero uno de sus descendientes, Guillermo Alejandro, es rey de Holanda en nuestros días. A pesar de que Isabel jamás se convirtió en la reina de Europa de las profecías, las ideas de libertad de expresión religiosa e intelectual expuestas en los Manifiestos Rosacruces continuaron inspirando a muchos. Se ha llegado incluso a plantear la posibilidad de que quienes organizaron la travesía del Mayflower en 1620 fueran rosacruces.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article