Portada - Luminosidad de una nova roja - V838 Monocerotis, cortesía de la NASA, STScI, ESA (Public Domain); Superpuesto, Ojo de la Providencia (Public Domain)

Sociedades secretas y conocimiento oculto: la explosión de una supernova que dio lugar al mundo moderno

(Leer articulo en una sola página)

El Espejo de la Sabiduría y el Colegio Invisible

Uno de los misteriosos Manifiestos Rosacruces fue el Speculum Sophicum Rhodostauroticum de 1618, “El Espejo de la Sabiduría de los Rosacruces.” Escrito según se cree por el alquimista alemán Daniel Mögling, revelaba la existencia del llamado Colegio Invisible, una sociedad secreta de intelectuales rosacruces cuyo propósito era transformar nociones místicas como la alquimia y la astrología en las disciplinas de la química experimental y la observación astronómica.

Una críptica ilustración de este texto representa a este “colegio” como un edificio sobre ruedas, lo que simboliza que la institución no disponía de una sede fija, sino que era un selecto grupo de mentes, más que una universidad al uso. Por encima de este edificio, a la izquierda, brilla la nueva estrella de 1604 junto a una imagen de Ofiuco, la constelación del portador de la serpiente en la que apareció la estrella, la señal celeste que inspiró la fundación de la organización.

Ilustración del ‘Speculum Sophicum Rhodostauroticum’ en la que aparece representado el Colegio Invisible. En la esquina superior izquierda brilla la nueva estrella de 1604 junto a Ofiuco, el portador de la serpiente, símbolo de la constelación en la que apareció. (Public Domain)

Ilustración del ‘Speculum Sophicum Rhodostauroticum’ en la que aparece representado el Colegio Invisible. En la esquina superior izquierda brilla la nueva estrella de 1604 junto a Ofiuco, el portador de la serpiente, símbolo de la constelación en la que apareció. (Public Domain )

Aunque se ha sugerido la pertenencia de varios ilustres personajes al Colegio Invisible, como el filósofo y estadista Francis Bacon, el inventor del álgebra moderna Thomas Harriot y el innovador arquitecto Iñigo Jones, algunos historiadores dudan que tal organización existiera realmente. De cualquier manera, la idea del Colegio Invisible influyó directamente en varios científicos experimentales del siglo XVIII, como Robert Boyle, para fundar la Royal Society en 1660. Esta prestigiosa academia para el avance de la ciencia aún existe hoy en día, y entre sus miembros se han contado muchos de los nombres asociados con descubrimientos científicos que han cambiado el mundo, como Isaac Newton, Benjamin Franklin, Charles Darwin, Albert Einstein y Stephen Hawking.

El conocimiento secreto de los Illuminati

Y aquí tenemos a los Illuminati (en latín “Iluminados”), una sociedad secreta alrededor de la cual se han desarrollado numerosas e imaginativas especulaciones y teorías de la conspiración. Lo que sí sabemos con certeza es que la organización fue llamada en un principio ‘los Iluminados de Baviera’ y fue fundada en 1776 por el filósofo alemán Johann Adam Weishaupt para oponerse a la influencia religiosa sobre la vida pública y la corrupción en el gobierno. Weishaupt admitió abiertamente haberse inspirado en los Manifiestos Rosacruces. De forma algo irónica, considerando que su nombre se ha convertido en casi un sinónimo de “conocimiento secreto”, otro de los objetivos iniciales de los Illuminati era promover la libertad de información. El grupo pasó a la clandestinidad a principios del siglo XIX tras jactarse de haber prendido la mecha de las revoluciones francesa y americana, y algunos autores han especulado con la posibilidad de que aún exista hoy en nuestros días, encontrándose sus miembros infiltrados en las altas esferas de las sociedad a nivel internacional.

Si estuvieron o no relacionados la ciencia, el arte o incluso la propia Ilustración, con los movimientos inspirados por la supernova de 1604, es algo que aún está por ver. No obstante, es justo señalar que hubieran surgido sin lugar a dudas de forma totalmente diferente, y habrían sido instigados asimismo por personajes diferentes. La gran pregunta es: ¿existieron realmente un movimiento Rosacruz o un Colegio Invisible que fueran algo más que un concepto inspirador? La respuesta estriba en el hallazgo –en caso de que exista– del lugar en el que se reunían los primeros rosacruces. Aunque el movimiento aparentemente incluía a luminarias de toda Europa, parece ser que se habría concentrado principalmente en las islas británicas, y en Inglaterra se ha descubierto recientemente un posible candidato a ser aquel antiguo lugar de reunión.

¿Un lugar secreto para reuniones clandestinas?

En la impresionante mansión de Canons Ahsby cercana a la ciudad de Daventry, en el interior de Inglaterra, fue descubierta una estancia secreta en el año 2013 que llevaba siglos oculta tras las paredes. Datada en la primera década del siglo XVII, está decorada con un misterioso simbolismo que a primera vista parece masónico. Sin embargo, la estancia y su decoración datan de más de cien años antes de que se fundara la francmasonería. La cámara secreta del ático de la mansión parece haber sido lugar de encuentro de influyentes miembros de una sociedad secreta, posiblemente rosacruces.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article