Portada - Las lemnias, óleo de William Russell Flint. Abandonadas por sus esposos en favor de esclavas capturadas en la cercana Tracia, las mujeres de Lemnos respondieron a esta afrenta masacrando primero a sus maridos y a continuación al resto de hombres y varones de la isla. (CC BY NC-ND 2.0)

Jasón y los argonautas se toman un descanso: las temibles y seductoras mujeres de Lemnos

(Leer articulo en una sola página)

Las cartas de Ovidio

En las Heroidas de Ovidio —recreación de cartas de amor enviadas por las mujeres de la mitología a los hombres que las habían agraviado— Hipsipila lamenta que Jasón jamás regresara junto a ella. ¿Por qué, se preguntaba la reina, tuvo que oír rumores de las hazañas del héroe, en lugar de escucharlas de la propia boca de Jasón? ¿Y Jasón había dormido con Medea, una “bárbara envenenadora”, en lugar de casarse con Hipsipila, una buena mujer griega? Hipsipila continuaba expresando su tristeza y decepción de forma aún más trágica: “¡Ay de mí! ¿Dónde está la fe que me prometió? ¿Dónde los lazos del matrimonio, y la antorcha de boda, más apropiada para prender mi pira funeraria?” Hipsipila se consideraba a sí misma mejor que Medea, quien había abandonado a su familia; de hecho, Hipsipila había salvado la vida a su propio padre. Después de todo, Jasón había pasado junto a ella dos veranos enteros; ella le había dado la bienvenida a su hogar y a su corazón, e incluso a su cama; ¿y eso era todo lo que obtenía a cambio? Jasón le dijo a Hipispila que finalmente regresaría… pero jamás cumplió su palabra.

Jasón y Medea, óleo de Charles-André van Loo. Según algunas versiones del mito, Medea mató a dos de sus propios hijos, engendrados por Jasón, cuando él la deja por otra mujer (Dominio público)

Jasón y Medea, óleo de Charles-André van Loo. Según algunas versiones del mito, Medea mató a dos de sus propios hijos, engendrados por Jasón, cuando él la deja por otra mujer ( Dominio público )

El legado de Jasón en Lemnos

Lo único bueno que consiguió Hipsipila por dormir con el traicionero Jasón fue algo más bien sorprendente. Hipsipila dio a luz a gemelos; como señalaba la propia Hipsipila, “No conocen los caminos del engaño; en cuanto al resto, son como su padre.” La reina maldijo a Medea y a Jasón —lo que no acabó precisamente bien para la pareja. Los gemelos nacidos de Hipsipila eran Euneo y su hermano, cuyo nombre aparece bajo formas diversas, como Nebrófono, Deífilo o Toante. Euneo se convirtió en rey de Lemnos, apareciendo en la Ilíada de Homero como un generoso monarca que regaló a los griegos un excelente vino. También rescató a uno de los hijos de Príamo, prisionero de Aquiles, con una crátera para mezclar el vino.

La caída de la reina Hipsipila

Hipsipila fue finalmente vendida como esclava al descubrir las mujeres lemnias que había perdonado la vida a su padre. Se convirtió entonces en niñera del hijo de Lico, rey de Nemea. El oráculo había anunciado que el niño (llamado tanto Ofeltes como Arquémoro) no debía jamás ser dejado en el suelo hasta que empezara a caminar. Pero siete héroes —quienes finalmente atacaron Tebas— se acercaron buscando agua cuando Hipsipila y el pequeño príncipe estaban fuera de casa; temerosa de cumplir la profecía inadvertidamente, Hipsipila dejó al niño sobre un lecho de perejil (técnicamente no en el suelo), junto a un manantial. Pero un dragón o serpiente asomó su cabeza fuera del agua y engulló al pequeño. Los héroes salvaron entonces a Hipsipila de ser castigada con la muerte por Lico.

Imagen de portada: Las lemnias, óleo de William Russell Flint. Abandonadas por sus esposos en favor de esclavas capturadas en la cercana Tracia, las mujeres de Lemnos respondieron a esta afrenta masacrando primero a sus maridos y a continuación al resto de hombres y varones de la isla. ( CC BY NC-ND 2.0 )

Autor: Carly Silver

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Bibliografía:

Apollodorus. The Library . Translated by Sir James George Frazer. Loeb Classical Library Volumes 121 & 122. Cambridge, MA: Harvard University Press, 1921. Online.

Hyginus. The Myths of Hyginus . Translated by Mary Grant, Lawrence, Kansas: University of Kansas Press, 1960. Online.

March, Jennifer. Dictionary of Classical Mythology . Haverton, PA: Oxbow Books, 2014.

Ovid. Heroides and Amores . Translated by Grant Showerman. Loeb Classical Library Volume 41. Cambridge, MA: Harvard University Press, 1931. Online.

Rhodius, Apollonius. Argonautica. Translated by E.V. Rieu. The Penguin Classics. London: Penguin Books, 2003. Online.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article