Portada - Detalle del Muro de los Nueve Dragones de la Ciudad Prohibida de Beijing, China. (Wing/GNU Free)

¿Qué simbolizan los dragones para la cultura china?

(Leer articulo en una sola página)

Dragón chino: en el medallón que se observa sobre el dragón aparece la Liebre Blanca de la Luna, al pie de un árbol casia, preparando el elixir de la inmortalidad. (Public Domain)

Dragón chino: en el medallón que se observa sobre el dragón aparece la Liebre Blanca de la Luna, al pie de un árbol casia, preparando el elixir de la inmortalidad. ( Public Domain )

La historia del loong chino es tan antigua como la civilización que lo venera. Su simbolismo lo ha llevado a ser protagonista de cientos de historias en las que está emparentado con los emperadores. Entre sus virtudes destacan la grandeza, el poder, la bondad, la sabiduría, la pureza y la divinidad. También es representativo del carácter yang o masculino, y posee una gran cantidad de poderes divinos.

Magia y poder

Al loong siempre se le han atribuido poderes fantásticos. Aunque no posee alas, puede volar y nadar, y posee gran influencia sobre el clima. A pesar de su gran tamaño físico, los loong aparecen solo esporádicamente y desaparecen en un instante, escondiéndose en mares, ríos, nubes o montañas. Además, suelen moverse en otra dimensión espacial, fuera del campo visual de los humanos.

Ilustración de un espíritu chino benéfico a lomos de un loong. Werner, E. T. C. (1922) Mitos y leyendas de China. (Public Domain)

Ilustración de un espíritu chino benéfico a lomos de un loong. Werner, E. T. C. (1922) Mitos y leyendas de China. ( Public Domain )

Para los antiguos chinos, el loong era el responsable de producir la lluvia y llamar al viento, a las nubes y al sol. Su poder sobre todo aspecto hidrológico era innegable. Tenía dominio sobre mares, ríos y cascadas, en donde solía materializarse bajo distintas formas. Por eso, en épocas de sequías o inundaciones, era tradición llevar una ofrenda al templo del loong y pedirle que restaurase las condiciones normales. Tanto era así, que los supuestos avistamientos de los que se tiene constancia casi siempre tenían lugar en épocas de lluvias o tormentas.

Incluso algunos de aquellos que creen en la existencia de este animal divino, afirman que, a veces, durante sus labores para generar lluvias, sufren accidentes con los rayos que les causan heridas y hacen que caigan hasta nuestra dimensión.

Imagen de portada: Detalle del Muro de los Nueve Dragones de la Ciudad Prohibida de Beijing, China. (Wing/ GNU Free )

Autor: La Gran Época

Este artículo fue publicado originalmente en La Gran Época y ha sido publicado de nuevo en www.ancient-origins.es con permiso. 

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article