Portada-Mont-St-Michel-La icónica silueta del Monte St-Michel bajo la luz del atardecer. (Gilad RomCC BY 2.0).jpg

Monte St-Michel: El Sagrado Castillo Sobre el Mar

(Leer articulo en una sola página)

Considerado como una de las maravillas de Occidente, el Monte St-Michel es una fortaleza medieval francesa, construida sobre un islote en medio del océano.  Flotando sobre el horizonte, como un espejismo, este sagrado monasterio es realmente un lugar único.

Habiendo sido habitada a lo largo de toda su existencia, durante más de mil años, la isla ha servido como fortaleza estratégica, prisión y  lugar de peregrinación, atrayendo a peregrinos cristianos de todo el mundo. La pieza central del Monte St-Michel Mont es su iglesia: un rascacielos medieval inspirado durante un sueño.

Construido sobre la cima de una formación rocosa de 80 metros de altitud, el Monte St-Michel se localiza sobre la costa norte de Francia, justo donde se encuentran las regiones de Normandía y Bretaña. Precisamente es su ubicación los que hace de este monumento un lugar impresionante. Como salido de un cuento de hadas, el Monte St-Michel emerge como una isla de granito en el centro de una enorme bahía, unido por un sendero al continente (camino que se revela sólo durante la marea baja).

Panorámica aérea del Monte St-Michel durante la marea baja. (Public Domain)

Panorámica aérea del Monte St-Michel durante la marea baja. ( Public Domain )

Durante las mareas altas, sin embargo, queda completamente rodeado por el mar. De hecho, en estos casos, el agua se puede precipitar a velocidades increíbles y subir de nivel hasta más de 13 metros de forma casi repentina, con lo que un confiado peatón podría ahogarse rápidamente, sorprendido por la rápida crecida del mar.

En épocas prehistóricas, la bahía e la que ahora se asienta el monasterio formaba parte de la línea de la costa. Durante millones de años, los sucesivas crecidas del nivel del mar provocaron tal erosión que finalmente derribaron parte de la antigua costa, dando forma a la actual. Sin embargo, algunos bloques de granito resistieron el desgaste del océano mejor que el resto, siendo uno de ellos el Monte St-Michel, que (junto con otras formaciones rocosas) permanece imperturbable a pesar de los cambios en su entorno. 

Los orígenes del Monte St-Michel se remontan hasta los siglos VI-VII d. C., cuando los Galos de la Armórica utilizaron la isla como fortaleza  y expresión de su poder en Bretaña. Durante esa época la isla era conocida  como "Monte Tombe". Cuando los Romanos abandonaron Gran Bretaña a mediados del siglo V, muchos británicos cruzaron el canal ante el temor a la creciente influencia anglosajona en su antiguo país de origen. Esta emigración fue la razón por la que en Francia llaman Bretagne a esta región, conocida asimismo por los ingleses como “Brittany”. El Monte Tombe sirvió de fortaleza hasta que fue saqueado por los Francos, que pusieron fin a la etapa céltica de vínculos culturales entre la Bretaña Francesa y Gran Bretaña.

En octubre del año 708, el obispo de Avranches, San Aubert, ordenó agregar una pequeña iglesia al lugar. La aparición del culto a San Miguel se relata en un manuscrito del siglo X llamado La Revelatio ecclesiae sancti Michaelis .

Según la leyenda, una noche del año 708, San Aubert vio al Arcángel Miguel (líder de los ejércitos celestiales) en un sueño, en el que le mandó que construyera una iglesia sobre la cima de la isla. De hecho hay una estatua de oro de San Miguel que aún puede verse en lo alto de la aguja de iglesia. El edificio del monasterio fue un proyecto inmenso que fue evolucionando a lo largo de los siglos. La construcción de la abadía se prolongó durante más de 500 años, del 1017 al 1521 y la estructura de la iglesia original quedó acabada en el 1144. Otros edificios se añadieron en el siglo XIII para acomodar a los monjes y peregrinos que llegaban hasta el Monte St-Michel para rezar y vivir en soledad.

En un principio, el Monte St-Michel se parecía a la típica iglesia románica del siglo XI, pero, como sucedió con muchas otras iglesias de este período, sufrió la influencia de la ola de arquitectura gótica que se estaba extendiendo por toda Europa. En la actualidad la iglesia se considera de estilo gótico con sus típicos arcos ojivales y sus muchos ventanales que llenan el santuario de luz. 

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article