Portada - Medicine Wheel Park, Universidad Estatal de Valley City, Valley City, Dakota del Norte (Estados Unidos)

Las ruedas medicinales de los antiguos nativos americanos: sanación, rituales y astronomía

(Leer articulo en una sola página)

Las ruedas medicinales, conocidas también como círculos sagrados, son monumentos construidos por ciertas culturas nativas americanas colocando piedras en un determinado orden para trazar un dibujo concreto en el suelo. El diseño más básico, seguido por la mayoría de ruedas medicinales, consta de un centro de piedra conectado a un círculo externo por ‘radios’. Las ruedas medicinales eran construidas en el pasado, y aún se construyen a día de hoy, con fines curativos. Podemos mencionar que esta ‘curación’ o sanación debe ser interpretada en el contexto de la energía espiritual interna y la iluminación, más que en la ingesta de medicamentos o remedios basados en hierbas medicinales. Aparte de esto, se especula que este tipo de círculos se construían asimismo por razones astronómicas, rituales e iniciáticas.

El término ‘rueda medicinal’ no era utilizado originariamente por los nativos americanos que construyeron estos monumentos. De hecho la expresión fue acuñada a finales del siglo XIX / principios del XX por estadounidenses de origen europeo para referirse a la Rueda Medicinal de Bighorn, que se encuentra situada cerca de Sheridan, Wyoming. Se descubrieron más tarde monumentos similares, y la expresión ‘rueda medicinal’ se empezó a utilizar por extensión para denominarlas a todas del mismo modo.

Rueda Medicinal del Bosque Nacional Bighorn, Wyoming, Estados Unidos (Public Domain)

Rueda Medicinal del Bosque Nacional Bighorn, Wyoming, Estados Unidos ( Public Domain )

Las ruedas medicinales se localizan habitualmente en el sur de Canadá y norte de Estados Unidos. De las 46 ruedas medicinales conocidas construidas por pueblos nativos americanos, el 66% de ellas se encuentran en Alberta, Canadá. Según otra fuente existen en realidad más de cien de estas ruedas medicinales. Se cree que estas ruedas medicinales fueron construidas por los antiguos indios de las Grandes Llanuras, entre ellos tribus como los Cree, Comanche, Pawnee y Sioux (Lakota, Dakota y Nakota). Estos pueblos eran nómadas, y se desplazaban constantemente durante la mayor parte del año, ya que seguían a las grandes manadas de búfalos y ciervos.

Las antiguas ruedas medicinales fueron construidas en diferentes momentos de la historia. Se cree que algunas de ellas tienen unos pocos cientos de años, mientras que otras habrían sido construidas hace milenios. Por ejemplo, la Rueda Medicinal de Bighorn (Wyoming) se considera que tiene una antigüedad de unos 800 años, aunque algunos creen que es mucho más antigua. La Rueda del Monte Moose, situada en Saskatchewan, se calcula que tiene unos 2.000 años de antigüedad, y debido a las similitudes halladas entre esta rueda y la Rueda Medicinal de Bighorn, algunos investigadores han sugerido que la primera fue utilizada como modelo para esta última. La rueda medicinal más antigua conocida hasta el momento es la de Majorville, Canadá, y su antigüedad se estima en unos 5.000 años.

Rueda Medicinal del Bosque Nacional Bighorn, Wyoming

Rueda Medicinal del Bosque Nacional Bighorn, Wyoming

No existe consenso acerca de la función exacta de estas ruedas medicinales. Por lo general se cree que las ruedas medicinales obedecían a una intención sanadora, en el sentido de mejorar el estado de las energías espirituales internas. Una forma de conseguirlo era utilizar la rueda medicinal para la meditación y la reflexión. Algunas de estas ruedas, por ejemplo, están divididas en cuatro secciones, representando simbólicamente diferentes cuartetos que pueden emplearse para meditar. Entre ellos están las Cuatro Fases de la Vida (Nacimiento, Juventud, Madurez, Muerte) y las Cuatro Pruebas del Hombre (Victoria, Derrota, Paz, Guerra). En los últimos años, espiritualistas de la Nueva Era han hecho suyas las ruedas medicinales, atribuyendo a estas estructuras significados sincréticos basados en sus propias creencias.

Rueda medicinal construida por pueblos nativos americanos (CC BY-SA 3.0)

Rueda medicinal construida por pueblos nativos americanos ( CC BY-SA 3.0 )

Las ruedas medicinales sirvieron en un principio a algún tipo de propósito astronómico. Se ha planteado por ejemplo, que algunas ruedas medicinales reflejan ciertos alineamientos celestes, como el amanecer y atardecer del solsticio de verano, así como los puntos en que nacen ciertas estrellas en relación con el solsticio de verano. Se ha descubierto que las ruedas medicinales de Bighorn, Majorville y Monte Moose confirman esta teoría vinculada a las alineaciones astronómicas. Ciertos investigadores han sugerido asimismo que las ruedas medicinales serían utilizadas en su época para la celebración de importantes ceremonias rituales. Aunque la función original de estas ruedas medicinales aún no está clara, sí que es cierto que se emplearon de formas diversas, dependiendo de la tribu que las construía, y es perfectamente posible que su uso experimentara variaciones a lo largo de los siglos.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article