Portada - Imagen vía satélite del geoglifo gigante al que Alberto Nadgar Rojas ha bautizado como “Rey Mallku” junto a la representación gráfica del mismo. (Fotografía cortesía de Alberto Nadgar Rojas).

Gigantes del Loa: enigmáticos geoglifos y huellas gigantescas en el norte de Chile

(Leer articulo en una sola página)

Alberto Nadgar Rojas, investigador, artista visual y fotógrafo, defiende la existencia en el norte de su Chile natal de una ancestral civilización de gigantes como hipótesis para explicar los que, según él, serían los mayores geoglifos del mundo. Unos geoglifos que, tal y como ha explicado a Ancient Origins, son atípicos porque contienen muchos diseños y formas predominantemente geométricos, si los comparamos con los clásicos geoglifos antropomorfos de la cultura inca.

Para el investigador, estos geoglifos, descubiertos por él mismo hace cuatro años, constituyen las pruebas de la existencia de una civilización muy anterior a los incas, puesto que en su opinión aportan evidencias de un tipo de escritura en uno de ellos: el mayor de todos, que mide 480 metros . Un tipo de escritura que, según su hipótesis, apunta a que sumerios o egipcios, podrían haber visitado el norte de Chile hace miles de años.

A la izquierda, imagen vía satélite del supuesto geoglifo gigante, de 480 metros de longitud, descubierto por el investigador chileno. A la derecha, representación gráfica del mismo. (Fotografías: Alberto Nadgar R.)

A la izquierda, imagen vía satélite del supuesto geoglifo gigante, de 480 metros de longitud, descubierto por el investigador chileno. A la derecha, representación gráfica del mismo. (Fotografías: Alberto Nadgar R.)

Asimismo, ve muy posible que toda la zona haya sido un gran escenario multi-cultural ancestral e, incluso, que estuviese relacionada con la astronomía, o tal vez con la agricultura, puesto que también asegura haber descubierto grandes acueductos de 3 y 4 vías y surcos de  varios kilómetros, además de senderos, ideogramas y simbología muy diversa durante sus más de cuatro años de investigación.

Según ha indicado Nadgar a Ancient Origins , actualmente sus estudios están a la espera de poder utilizar un dron en el área descubierta para captar con él, desde el aire, imágenes de gran resolución, además de poder trasladarse al lugar junto con un intérprete epigrafista especializado en escritura antigua. Para el apasionado investigador, estas olvidadas y ancestrales culturas “ usaron el terreno como si fuera un cuaderno de caligrafía con espacio equidistante para inscribir su simbología o escritura, en algunos casos muy similar a la sumeria o hebrea ”.

A continuación, traemos hasta estas líneas su propia versión de los hechos, el relato de su trabajo y sus conclusiones, escritos por él mismo en primera persona.

Posible huella de 60 cm de largo descubierta en la provincia chilena de El Loa comparada con un pie normal de 24 cm. (Fotografía: Alberto Nadgar Rojas)

Posible huella de 60 cm de largo descubierta en la provincia chilena de El Loa comparada con un pie normal de 24 cm. (Fotografía: Alberto Nadgar Rojas )

Hace mucho tiempo, alrededor de 3.000 a 5.000 años a. C., existió una raza de gigantes en el oasis de la actual ciudad de Calama que medían entre 3 y 5 metros de altura, de los que se cree que cultivaban la tierra en un entorno natural y húmedo e intercambiaban sus cultivos, transmitiendo su cultura a otros pueblos de Sudamérica y a otras culturas transoceánicas.

Calama proviene de la palabra Kara-Aama que significa “ terreno bañado de aguas ”. Son muchas las preguntas acerca de este pueblo, original quizás de los continentes asiático, europeo o africano. Existen evidencias fotográficas que así lo sugieren, y en mis cuatro años de investigación he recopilado varias que lo demuestran. Claro está que, como toda prueba que se precie de serlo, ésta debiera ser certificada por un organismo competente.

Dos de las fotografías (vía satélite y a ras del suelo) en las que se pueden observar grandes geoglifos que representan figuras y posibles letras o ideogramas. (Fotografías: Alberto Nadgar Rojas)

Dos de las fotografías (vía satélite y a ras del suelo) en las que se pueden observar grandes geoglifos que representan figuras y posibles letras o ideogramas. (Fotografías: Alberto Nadgar Rojas )

Huellas de seres gigantescos

El sector comprende 6 x 2 kilómetros, y encierra algunos de los enigmas más importantes de estas latitudes: además de los geoglifos de estos seres gigantescos que habitaban en el Loa hace ya miles de años, he obtenido fotografías donde se evidencian huellas cada 1,5 metros.

Huellas de pies gigantes, de al menos 60 cm de largo. Tanto es así que hice un estudio para determinar la proporción de las huellas, comparadas con las de un humano normal, y los resultados concluyeron que quien dejó tales pisadas debería haber medido, por lo menos, 3.70 metros de estatura.

El fotógrafo e investigador chileno ha obtenido imágenes en las que se evidencian huellas cada 1,5 metros. Huellas de pies gigantes de al menos 60 cm de largo. (Fotografías: A. Nadgar Rojas)

El fotógrafo e investigador chileno ha obtenido imágenes en las que se evidencian huellas cada 1,5 metros. Huellas de pies gigantes de al menos 60 cm de largo. (Fotografías : A. Nadgar Rojas )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article