NoahArk.jpg

Hollywood resucita el Arca de Noé, pero... ¿lo hicieron bien?

(Leer articulo en una sola página)

La nueva película de Noah protagonizada por Russell Crowe como el hombre elegido por Dios para recolectar parejas de animales en la tierra y reunirlos en una enorme arca, ya ha alcanzado los cines alrededor del mundo. ¿Pero Hollywood lo ha hecho bien?

La película cuenta con una gran nave de planta rectangular de unos 50 pies de altura y 500 pies de largos, hecha de madera. Según el director de cine, Darren Aronofsky, la inspiración para el diseño vino por "volver a lo que Dios le dice a Noé en la Biblia". El problema es que Aronofsky puede haber estado utilizando el manual de instrucciones equivocado al diseñar la superproducción bíblica.

El año pasado, la traducción de un manual de instrucciones antiguas para la construcción de un arca escrita en una tablilla de arcilla datada hace 3.700 años, transformó la representación común del Arca de Noé en su cabeza. Lejos de describir un tradicional barco de madera que flotaba en las aguas del diluvio con animales mirando hacia fuera a través de las ventanas, el antiguo texto describe un barco que era en realidad en forma de disco circular.

TraditionalNoahArk.jpg

Una representación tradicional del Arca de Noé como un barco típico de madera.

Durante años, los arqueólogos han rastreado el mundo buscando indicios objetivos de la historia bíblica del diluvio de Noé, pero por falta de pruebas científicas, muchos creen que la historia es un mito del Antiguo Testamento.

Sin embargo, el Dr. Irving Finkel, experto en lingüística, cree firmemente que el Arca de Noé y el "mito del diluvio” describen hechos reales ocurridos y basa esta creencia no en la fe, sino en pruebas arqueológicas procedentes de una tablilla de arcilla de 3.700 años de edad. La tablilla fue encontrada en el Medio Oriente por Leonard Simmons, quien sirvió en la Royal Air Force durante los años 40. Sin embargo, el antiguo artefacto no fue sujeto a ninguna investigación hasta que el hijo de Simmons, Douglas, lo llevó al Museo Británico en 2008.

Como experto en descifrar la escritura cuneiforme y asistente encargado de la escritura antigua mesopotámica, del Departamento de Lenguas y Culturas en el British Museum, Finkel fue capaz de traducir el texto de la tablilla de arcilla, llevando a una nueva interpretación la historia del Arca.

La tablilla describe una historia mesopotámica, que se convirtió en el recuento del Génesis en el Antiguo Testamento, de Noé y el Arca que salvó a todas las especies animales de las aguas del diluvio. El texto describe a Dios hablando con Atram-Hasis, un rey sumerio, que es la figura de Noé en las versiones anteriores de la historia del Arca.

Dice: '¡Pared, pared! ¡Pared de juncos, pared de juncos! ¡Atram-Hasis, presta atención a mi consejo, podrás vivir para siempre! ¡Destruye tu casa, construye un barco; desprecia las posesiones y salva tu vida! Prepara el barco que construirás con un diseño circular; Su longitud y anchura serán iguales.'

El antiguo texto babilonio describe el Arca como una balsa de alrededor 65 metros de diámetro con paredes de 6 metros de altura, separada en dos niveles. La embarcación fue dividida en secciones para separar los distintos animales en sus propias zonas. Las 60 líneas del texto, que el Dr. Finkel describe como un "manual de construcción detallado para fabricar un arca", afirma que la embarcación fue construida utilizando cuerdas y cañas antes de ser embadurnada con betún para hacerla impermeable.

ark.jpg

Tablilla de arcilla antigua que describe un arca que es de forma circular. Fuente de la imagen.

Los eruditos han siempre supuesto que el arca era un barco de alta mar con una proa y una popa puntiagudas para deslizar sobre las olas, pero según Finkel, el arca no tenía que ir a ningún lado, sólo tenía que flotan.

La historia del Arca de Noé es descrita en decenas de textos antiguos y se cuenta en las tres principales religiones del mundo: cristianismo, judaísmo y el Islam. Según el relato, Dios inundó el mundo como castigo por su corrupción y dijo a Noé que construyera un arca y la llenara con un macho y una hembra de cada raza animal. Una vez que el diluvio se retiró, el arca se quedó descansando en una montaña. Muchas personas creen que el relato es históricamente correcto y que esta montaña era el Monte Ararat, en Turquía, el punto más alto de la región. Otros creen que el mito del diluvio era simplemente una historia creativa transmitida de generación en generación.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article