Portada - El Purusha u ‘hombre cósmico’ tiene mil cabezas y penetra la tierra y el universo entero en todas direcciones. (In The Vedas)

La auténtica razón por la que los antiguos indoeuropeos realizaban sacrificios humanos

(Leer articulo en una sola página)

La ingestión del falo divino

Cabe reseñar además que el sacrificio fálico del Purusha ideal se repite en el cosmos manifestado, ya que un sacrificio así es necesario para la transferencia del poder divino a nuestro Sistema Solar. El segundo sacrificio implica la destrucción de Brahmán/Prajāpati por su hijo Ganesha (Zeus/Seth) y la ingestión del falo divino por este último para que el universo entero y su luz pasen a su cuerpo.

Seth es visto, por ejemplo, en el ritual egipcio de la Apertura de la Boca, como un dios que ha sido castrado o asesinado, ya que se da muerte a un toro que representa a Seth y su muslo es utilizado para revivir al difunto Osiris. En la ciudad de Saka, Seth como toro se somete a la automutilación, y en el Papiro d’Orbiney, Seth (llamado Bata en Saka) se castra a sí mismo al parecer con la intención de evitar las insinuaciones sexuales de su cuñada, y a continuación se exilia en tierra extranjera. Éste es claramente el origen de los ritos del Atis frigio mencionados en el De Dea Syria de Luciano. En la ceremonia de la Apertura de la Boca, cuando se realizaba en estatuas de dioses, el “muslo” representaba también los genitales divinos –que, según la cosmogonía órfica, Zeus (Seth) habría ingerido tras haber sido cortados de Urano por el padre de Zeus, Cronos. De este modo, no resulta sorprendente que los genitales (“el muslo”) de Seth sean presentados para revivir al moribundo Osiris con su vida y su luz. Según los mitos titulados ‘Las contiendas de Horus y Seth’, los conflictos entre ambos dioses incluirían la violación de Horus el Joven por Seth y la posterior castración de Seth por parte de Horus. Todos estos incidentes se centran en la importancia del falo divino como vida y luz del naciente universo.

Ceremonia egipcia de la Apertura de la Boca. Relieve de la tumba de Renni (kairoinfo4u / flickr)

Ceremonia egipcia de la Apertura de la Boca. Relieve de la tumba de Renni ( kairoinfo4u / flickr )

Transformación de la fuerza solar

Las transformaciones de la fuerza solar que son narradas en la mitología se centran en el fuego que es objeto de veneración en los rituales arios. De hecho, los textos védicos revelan un conocimiento más que científico tanto de las diversas formas de calor que impregnan el microcosmos humano como de las diferentes partes de las llamas del fuego externo. Tal comprensión claramente no es el resultado de las luchas libradas entre los guerreros, sino de la sobrenatural disciplina yóguica que imbuía la religión de los brahmanes y se identifica no solo con los sabios, sino también con los “magos”. Ésta es por supuesto la razón por la que el término “magi” utilizado por sus equivalentes iranios se ha equiparado desde hace tiempo con los “magos”.

El sacrificio indoeuropeo era considerado importante no solo para la liberación espiritual del sacrificador, sino también para el renacimiento solar que el ritual permite al sacrificador experimentar como brahmán, o como alguien que ha descubierto la virtud solar en su alma, de igual forma que la muerte de Osiris es seguida por su resurrección en nuestro universo bajo la forma del Sol. En el sacrificio indio de caballos, práctica conocida como Ashvamedha, por ejemplo, el caballo representa la rueda que ha sido perdida y debe ser recuperada. De este modo, en el Satapatha Brahmana XIII,3,1,1 podemos leer:

El ojo de Prajâpati se hinchó; se desprendió: así fue producido el caballo; y debido a que se hinchó (ashvayat), ese es el origen y la naturaleza del caballo (ashva). Por medio del Ashvamedha los dioses lo restituyeron a su lugar; y ciertamente quien realiza el Ashvamedha completa a Prajâpati, y él mismo se vuelve completo; y ésta, sin duda, es la redención de todo, el remedio para todo.

En el ashvamedha, sacrificio indio de caballos, el caballo representa al sol que se ha perdido y debe ser recuperado

En el ashvamedha, sacrificio indio de caballos, el caballo representa al sol que se ha perdido y debe ser recuperado

Este es el mismo significado que observamos también en los ritos funerarios de Osiris, en especial en el ritual de Apertura de la Boca. De hecho, el asalto a la fuerza solar por parte de Seth es denominado el daño o robo del “ojo de Horus” [el sol] que debe ser restituido a Horus el Viejo / Osiris.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article