Portada - partido de Kemari en el Santuario Tanzan, prefectura de Nara, Japón. Fotografía: (CC BY-SA 3.0)

Kemari: el antiguo fútbol japonés del siglo VII

(Leer articulo en una sola página)

El Kemari es un antiguo juego de pelota de origen japonés que presenta algunas similitudes con el deporte que conocemos a día de hoy como fútbol. El fútbol, uno de los deportes más populares en la actualidad en todo el mundo, al parecer adoptó su forma actual en Inglaterra en el año 1863, cuando se separó definitivamente del rugby para seguir su propio camino. Ése año fue también el del nacimiento de la Football Association inglesa, el primer organismo federativo de este deporte del mundo.

En comparación, el Kemari lleva existiendo desde el siglo VII d. C., aunque solo algunos siglos después se estandarizó su reglamento.

El nacimiento del Kemari

El Kemari fue introducido en Japón por los chinos en algún momento anterior al 644 d. C. Una de las más antiguas referencias a este deporte puede encontrarse en el Nihon Shoki, el segundo libro más antiguo de la literatura clásica japonesa.

Según esta fuente histórica, se jugó un partido de kemari en Hôkôji, Nara, en el 644 d. C. Entre los jugadores se encontraba el príncipe Nako no Ôe, que se convertiría más tarde en el emperador Tenji. Durante el partido, una de las zapatillas del príncipe voló por los aires en un lance del juego y cayó al suelo. Al verlo otro de los jugadores, Nakatomi no Kamatari (más tarde conocido como Fujiwara), fue a buscar la zapatilla y se la dio al príncipe. Este hecho fue muy importante, ya que desde entonces ambos se hicieron buenos amigos, y juntos derrocaron al poderoso clan Soga al año siguiente.  

Página del Nihon Shoki, principios del período Heian (Public Domain)

Página del Nihon Shoki, principios del período Heian ( Public Domain )

Cómo se juega al Kemari

Parece que en China existía un deporte similar al fútbol conocido como Cuju desde la época de los Reinos Combatientes (476 a. C. – 221 a. C.). El Cuju era un deporte violento, y se practicaba como entrenamiento para el personal militar. Con el paso del tiempo se estableció un reglamento estándar para este juego, y aunque su naturaleza violenta se redujo a medida que su popularidad se extendía del estamento militar a otras clases sociales, conservó su carácter competitivo.

Mujeres chinas jugando al ‘Cuju’. Pintura de Du Jin, artista de la dinastía Ming. (Public Domain)

Mujeres chinas jugando al ‘Cuju’. Pintura de Du Jin, artista de la dinastía Ming. (Public Domain )

Cuando el juego alcanzó las costas japonesas parecía haber cambiado de forma bastante radical, a juzgar por la manera en que se juega al Kemari hoy en día. Para empezar, se desvaneció la naturaleza competitiva de este deporte. Por poner un ejemplo, un gol en el Cuju, deporte similar al fútbol moderno, consistía en golpear una pelota (sin utilizar las manos) empujándola a través de una abertura que daba a una red. El objetivo del Kemari, no obstante, consistía en impedir que el balón tocara el suelo durante el máximo tiempo posible utilizando diversas partes del cuerpo, con excepción de las manos.  

A diferencia del Cuju y el fútbol, no había ganadores ni perdedores en el Kemari. En cada partido participaban entre seis y ocho jugadores. Entre ellos había por lo general cuatro jugadores principales y hasta cuatro auxiliares. Estos jugadores tenían que colaborar para mantener el balón en el aire durante tanto tiempo como les fuera posible, destacando de este modo la naturaleza cooperativa de este deporte.

Otra diferencia entre el Kemari y su predecesor chino es el tipo de gente que jugó en un principio a cada uno de los dos deportes. Mientras que en China fue el estamento militar el que empezó a jugar al Cuju, en Japón fueron las clases pudientes las primeras en jugar al Kemari. Para los miembros de la antigua aristocracia japonesa, el Kemari era considerado un refinado juego lleno de gracia y elegancia.

Durante el período Kamakura (entre los siglos XII y XIV), el Kemari se convirtió en un deporte muy popular entre los samuráis. En el período Edo (siglos XVII – XIX), la pasión por este juego se había extendido ya al pueblo llano. Tras la restauración Meiji, sin embargo, la popularidad del Kemari declinó, lo que disgustó enormemente al emperador Meiji.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article