Portada - Relieve griego clásico de mármol, fragmento de una estela funeraria del siglo V a. C. y en el que según algunas interpretaciones aparecen Perséfone y su madre Deméter portando hongos, hongos que serían consumidos como parte de los rituales de los misterios eleusinos. (Public Domain)

Alucinógenos del pasado: la fascinante historia de los hongos mágicos

(Leer articulo en una sola página)

La familia de hongos psilocibes, popularmente conocidos como hongos mágicos o psicodélicos, se presenta en más de doscientas variedades en todo el mundo. A día de hoy sabemos que es una droga recreativa que induce alucinaciones y una sensación de euforia, aunque el antiguo origen de los hongos mágicos se remonta a hace miles de años. Repasemos ahora parte de la historia que la humanidad comparte con la droga psicoactiva psilocibina y sus portadores, los hongos mágicos.

El consumo de hongos psicoactivos en la prehistoria

Aunque resulta imposible determinar con exactitud cuándo y dónde empezó su consumo, existen pruebas bajo la forma de pinturas sobre piedras dejadas por las tribus aborígenes norteafricanas del Sáhara y que apuntan al consumo de hongos psicoactivos desde aproximadamente el 9000 a. C. De forma similar, pinturas rupestres creadas en España hace 6.000 años sugieren que el hongo Psilocybe hispanica era consumido en el transcurso de ciertos rituales religiosos cerca de Villar del Humo (Cuenca). Es más que posible que las culturas prehistóricas empezaran a consumir hongos mucho antes pero que aún no hayamos encontrado las pruebas que lo demuestren.

Arte rupestre de Selva Pascuala (España) en el que podemos observar una hilera de hongos. Fotografía: Juan Francisco Ruiz López

Arte rupestre de Selva Pascuala (España) en el que podemos observar una hilera de hongos. Fotografía: Juan Francisco Ruiz López

Consumo de hongos mágicos entre aztecas, mayas y otras culturas precolombinas

Las culturas precolombinas, como los mayas y los aztecas, presentan símbolos, estatuas y pinturas que revelan que consumían hongos psilocibes , en especial en rituales religiosos, como método para comunicarse con los dioses. Se cree que la “carne de los dioses” o teonanácat, como la llamaban los aztecas, era cierto tipo de hongo mágico. Otras tribus de origen mesoamericano como los nahuas, mazatecas, mixtecas y zapotecas también participaban del consumo de hongos psicoactivos por razones similares.

En una estatuilla de hace 1.800 años hallada en un pozo del oeste de México (estado de Colima) en el que fue descubierta una tumba de cámara, aparece representado un hongo muy semejante a la especie alucinógena Psilocybe mexicana.

Hongos de piedra mayas. Fotografía: Dr. Richard Rose

Hongos de piedra mayas. Fotografía: Dr. Richard Rose

Los hongos mágicos en la sociedad occidental

No fue hasta finales de los años 50 del siglo XX cuando el mundo civilizado occidental entró en contacto con la psilocibina. R. Gordon Wasson y Roger Heim, con la ayuda de Albert Hofmann, consiguieron extraer e identificar dos drogas alucinógenas (psilocibina y psilocina) halladas en la composición de hongos recogidos por la tribu Mazateca y obtenidos en el transcurso de una expedición a México. En 1957 se publicó en la revista Life un artículo titulado “Seeking the Magic Mushroom” (‘En busca del hongo mágico’), artículo en el que Wasson detallaba su descubrimiento del hongo y las sustancias que incluye. Cuando creció la popularidad de la droga como sustancia psicodélica, ésta se convirtió en un elemento estrechamente asociado a la cultura ‘hippie’ contemporánea , en la que los hongos mágicos muy pronto empezaron a ser considerados una puerta abierta a la espiritualidad.

Fotografía de hongos alucinógenos de la especie Psilocybe semilanceata. (CC by SA 3.0)

Fotografía de hongos alucinógenos de la especie Psilocybe semilanceata. ( CC by SA 3.0 )

Los hongos mágicos se encuentran entre las drogas recreativas más antiguas consumidas por el ser humano, y lo que resulta más sorprendente aún es que siguen consumiéndose activamente aún en la actualidad. Estos hongos aparecen en antiguas pinturas rupestres, manuscritos y construcciones, y continúan siendo una referencia en la cultura popular moderna: música, películas y libros. Algunas investigaciones recientes sugieren incluso que podrían poseer propiedades medicinales.

Si debemos aprender una lección de este repaso al consumo de hongos mágicos a lo largo de la historia de la humanidad, es con toda probabilidad que en el futuro será una realidad que los hongos mágicos se seguirán consumiendo, mucho después de que la sociedad actual encontrara su lugar en los libros de historia.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article