Portada - “Disco de Enheduanna”, Museo Penn de Filadelfia. (CC0 1.0)

Los cantos a los dioses de la poetisa sumeria Enheduanna: la primera escritora de la historia

(Leer articulo en una sola página)

No siempre resulta fácil conocer la vida de una persona real a partir de los objetos que deja tras de sí. Esto es especialmente cierto cuando esa persona vivió hace 5.000 años. Sin embargo, la vida de una mujer notable de aquella época es sorprendentemente bien conocida gracias a los antiguos textos y los hallazgos arqueológicos.

La antigua ciudad sumeria de Ur es aún a día de hoy uno de los más fascinantes de los numerosos yacimientos arqueológicos situados entre los ríos Tigris y Éufrates. En esta ciudad vivía una mujer que compuso al menos 42 himnos dedicados a los dioses y templos de Sippar, Esnunna, Eridu y otras ciudades sumerias. Cuando Mesopotamia era la tierra de los zigurats y los antiguos dioses, una mujer conocida como Enheduanna escribió algunos de los poemas más significativos de la historia: los más antiguos ejemplos conocidos de auténtica poesía.

La primera escritora y poetisa conocida de la historia

Su nombre significa: “suma sacerdotisa y ornato del dios/diosa”. Enheduanna vivió aproximadamente desde el 2285 a. C. hasta el 2250 a. C. Era hija del famoso rey acadio Sargón y la reina Tashlultum. Los historiadores creen que Enheduanna era su nombre real, lo que la convertiría en la primera mujer de la historia cuyo nombre sobrevivió al paso de los años, además de la primera escritora y poetisa conocida de la historia.

El nombre de Enheduanna fue descubierto escrito sobre dos sellos que pertenecen al reinado de Sargón. Ambos fueron descubiertos en el Cementerio Real de Ur. Sin embargo, la pieza arqueológica más importante relacionada con ella es un bello disco de alabastro en el cual aparece escrito su nombre junto con otros datos. Fue hallado en el Giparu de Ur, donde probablemente vivió la poetisa. Este disco fue datado entre los años 2000 a. C. y 1800 a. C., y se encontró cerca de la estatua de una sacerdotisa, que muy probablemente fuese la propia Enheduanna. La inscripción grabada sobre el disco dice así: “Enheduanna, sacerdotisa-zirru, esposa del dios Nanna, hija de Sargón, rey del mundo, en el templo de la diosa Inanna.”

La moderna reconstrucción del Ziggurat de Ur (al fondo) emerge tras las ruinas del Giparu, el complejo de templos en el que residió Enheduanna. (CC BY-SA 2.0)

La moderna reconstrucción del Ziggurat de Ur (al fondo) emerge tras las ruinas del Giparu, el complejo de templos en el que residió Enheduanna. ( CC BY-SA 2.0 )

Enheduanna creció en la corte de un rey influyente y poderoso, su padre Sargón. El reinado de Sargón estuvo marcado por la guerra y una serie de exitosas campañas militares: lo que significaba que habría necesitado de una gran ayuda por parte de los dioses. Mientras el rey y su ejército se encontraban combatiendo en duras regiones, como por ejemplo desiertos, su hija escribía poesía para ensalzar a los dioses y diosas. Enheduanna esperaba que sus palabras llegaran al corazón de los dioses para que éstos concedieran su ayuda divina a su padre Sargón en la guerra. Sargón ya dominaba la región de Mesopotamia en la época en que su poder empezó a declinar. Había alcanzado tal gloria que aún a día de hoy está considerado uno de los más grandes reyes de la antigua Sumeria.

Enheduanna siguió escribiendo sus poemas y continuó ejerciendo su función de Suma Sacerdotisa durante el reinado de su hermano Rimush. El poderío de éste inspiró a Enheduanna para escribir uno de sus poemas más famosos: la ‘Exaltación de Inanna’. Este poema se convirtió en una ‘cápsula del tiempo’ que ha permitido que llegara hasta nuestros días el culto a la diosa para las generaciones futuras.

Parte de la fachada del templo de Inanna. (CC BY-SA 3.0)

Parte de la fachada del templo de Inanna. ( CC BY-SA 3.0 )

Oda a Inanna

Resulta difícil comprobar cuáles de las obras atribuidas a Enheduanna fueron creadas realmente por ella. Muchos de estos poemas están datados en cientos de años después de su muerte, pero los investigadores no están seguros de si los textos fueron transcritos a partir de los originales de la antigua y talentosa poetisa o si sencillamente se inspiraron en ella y en su obra.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article