Portada - Retrato póstumo de la reina Isabel I de Castilla. (Dominio público)

La lucha por el poder de Isabel I de Castilla

(Leer articulo en una sola página)

Isabel I fue una reina de Castilla y León que vivió entre mediados del siglo XV y principios del XVI. Su reinado fue notable por cierto número de importantes acontecimientos, entre ellos la finalización de la Reconquista, la creación de la Inquisición y el viaje de Cristóbal Colón en 1492, que la reina apoyó y financió.

Lucha por el trono

Isabel I nació en 1451. Su padre era Juan de Castilla, y su madre Isabel de Portugal. Cuando murió su padre en 1454, el medio hermano de Isabel Enrique IV se convirtió en rey de Castilla. Enrique designó a su hija Juana como heredera, aunque fue obligado por los nobles a revocar esta decisión, aceptando a Alfonso, hermano menor de Isabel, como heredero en su lugar. Sin embargo, el joven príncipe murió en 1468 víctima de la peste, o quizás misteriosamente envenenado. Isabel había sido nombrada heredera por Alfonso, y los nobles enfrentados a Enrique le ofrecieron la corona, que ella rechazó. De todos modos, la presión ejercida por los nobles sobre Enrique obligó al rey a comprometerse, designando a su media hermana Isabel como su heredera.

Isabel I de Castilla, tal y como aparece en la pintura “Virgen de la mosca”, conservada en la Colegiata de Santa María la Mayor de Toro. (Dominio público)

Isabel I de Castilla, tal y como aparece en la pintura “Virgen de la mosca”, conservada en la Colegiata de Santa María la Mayor de Toro. (Dominio público )

En 1469 Isabel se casó con Fernando, quien se convertiría en rey de Aragón, una unión que más tarde serviría para unificar España tanto física como espiritualmente. Este matrimonio sentaría también las bases para la unificación política de España bajo el reinado de Carlos I, uno de sus nietos. Al celebrarse el matrimonio sin el consentimiento del rey, no obstante, el reconocimiento de Isabel como heredera al trono de Castilla fue revocado por Enrique, por lo que Juana pasó a ser de nuevo su sucesora. En 1474 murió Enrique de Castilla, estallando una guerra civil entre los partidarios de Isabel y los de Juana. Isabel logró salir victoriosa en 1479 de esta contienda, siendo proclamada nueva reina de Castilla.

Retrato de boda de Fernando e Isabel, c. 1469. (Dominio público)

Retrato de boda de Fernando e Isabel, c. 1469. ( Dominio público )

Isabel refuerza su posición como reina

El reinado de Enrique había demostrado que una nobleza con demasiado poder constituía una amenaza para la monarquía. Así pues, una de las primeras decisiones adoptadas por Isabel y Fernando para asegurar su poder en el trono fue el inicio de una serie de reformas que servirían para reforzar el poder de la monarquía, reduciendo de paso el de la nobleza. Aparte de poner coto a la influencia de la nobleza, los nuevos monarcas también vieron en la unificación religiosa un medio para fortalecer su posición. En aquella época, España no albergaba únicamente cristianos, sino también importantes comunidades de judíos y musulmanes.

Fernando e Isabel con sus súbditos. (Dominio público)

Fernando e Isabel con sus súbditos. ( Dominio público )

Isabel y Fernando percibían a estos no cristianos como una amenaza a su muy cristiano reino, de modo que decidieron hacer algo al respecto. En 1480 se fundó la Inquisición española. Su objetivo principal eran los judíos y musulmanes convertidos al cristianismo, aún sospechosos de seguir practicando su antigua fe en secreto. Al erradicar a estos individuos, la Inquisición buscaba “purificar” la fe y el propio reino de elementos potencialmente peligrosos.

Isabel I de Castilla, reina de Castilla y León, junto a su esposo Fernando II de Aragón. (Dominio público)

Isabel I de Castilla, reina de Castilla y León, junto a su esposo Fernando II de Aragón. ( Dominio público )

Los enemigos exteriores de Isabel y la expedición al Nuevo Mundo

Aparte de sus enemigos internos, Isabel y Fernando también tuvieron que vérselas con enemigos externos. La Reconquista, que se había prolongado desde el siglo VIII, concluyó finalmente durante su reinado. Para el siglo XV, el único estado musulmán que seguía existiendo en la península ibérica era el emirato de Granada, en el sur de la península. En 1492, Granada se rindió a los ejércitos de Isabel y Fernando.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article