Portada - Pallasita (Meteorito de Fukang) (CC BY 2.0)

Una misteriosa roca que llegó del espacio: ¿de dónde procede el meteorito de Fukang?

(Leer articulo en una sola página)

Meteorito de Fukang es el nombre que se da a un meteorito que fue descubierto en China en el año 2000. El meteorito de Fukang pertenece al tipo de meteoritos férrico-rocosos conocido como litosideritos. En concreto se trata de una mezcla que recibe el nombre de Pallasita, reconocible por sus fragmentos de cristales de olivino incrustados en una matriz de hierro y níquel. Según algunas fuentes, las secciones de este meteorito, al ser iluminadas por su parte posterior, “evocan vidrieras de colores creadas en el antiguo sistema solar.”

El descubrimiento del meteorito de Fukang

El meteorito de Fukang fue descubierto en el año 2000 cerca de la ciudad del mismo nombre por un senderista anónimo de la región autónoma de Xinjiang, situada en el noroeste de China. Según parece, el senderista se paraba a menudo en esa roca gigante para almorzar. Por lo visto, la roca siempre despertó su curiosidad porque parecía metálica y llena de cristales. Por todo ello, en el año 2000 decidió extraer algunos fragmentos de la roca y enviarlos a los Estados Unidos, desde donde le confirmaron que las muestras recibidas pertenecían a un meteorito.

Secciones del meteorito de Fukang (pallasita) cortadas y pulimentadas. (CC BY 2.0)

Secciones del meteorito de Fukang (pallasita) cortadas y pulimentadas. ( CC BY 2.0 )

En febrero del 2005, este espécimen hizo su aparición en la Exposición de Gemas y Minerales de Tucson, donde fue observado por D. S. Lauretta, profesor de Ciencia Planetaria y de Cosmoquímica de la Universidad de Arizona (y también investigador principal de la misión OSIRIS-REx de la NASA). Posteriormente, el resto del meteorito de Fukang (que tiene una masa de 983 kilogramos, excluyendo los 20 kg extraídos por el anónimo senderista) fue estudiado por la Universidad de Arizona.

Lascas del meteorito de Fukang (pallasita) expuestas en el Centro para el Estudio de los Meteoritos de la Universidad Estatal de Arizona con sede en Tampa, Arizona, Estados Unidos. (Public Domain)

Lascas del meteorito de Fukang (pallasita) expuestas en el Centro para el Estudio de los Meteoritos de la Universidad Estatal de Arizona con sede en Tampa, Arizona, Estados Unidos. ( Public Domain )

Se descubrió que el meteorito de Fukang era del tipo férrico-rocoso conocido como Pallasita. Los meteoritos férricos-rocosos son los compuestos de hierro y silicatos meteóricos en proporciones casi idénticas. La pallasita se puede distinguir por una matriz de hierro meteórico en la que se incrustan los silicatos, principalmente la olivina (un tipo de cristal que va del amarillo al amarillento-verdoso). Este tipo de meteorito, por cierto, recibe su nombre de Simon Peter Pallas, doctor alemán y naturalista que fue el primero en describir la pallasita de Krasnoyarsk en Rusia, en 1772.

Los orígenes desconocidos del meteorito de Fukang

Los orígenes exactos del meteorito de Fukang, tal y como sucede con otras pallasitas, no están enteramente claros. Sin embargo, se ha especulado que se originaron en la zona de contacto del núcleo de un asteroide, fundido y diferenciado, y su manto circundante de olivina. Se cree que el meteorito de Fukang pudo haberse formado durante el nacimiento de nuestro sistema solar, hace aproximadamente 4.500 millones de años, cuando los fragmentos de olivina de su manto se mezclaron con el metal fundido de su núcleo al impactar contra la tierra.

Hay que señalar que las pallasitas son un tipo extremadamente raro de meteoritos. Esto se debe al hecho de que la mayoría de pallasitas no sobreviven a su entrada en la atmósfera terrestre. De hecho, se estima que menos del 1% de todos los meteoritos son pallasitas. Por esta razón el meteorito de Fukang suele ser descrito como uno de los más importantes meteoritos descubiertos en el siglo XXI.

La belleza inigualable del meteorito de Fukang

Aparte de su rareza, el meteorito de Fukang, al igual que otras pallasitas, es un objeto muy hermoso de contemplar. Cuando la luz brilla sobre sus láminas, atraviesa los cristales de olivina, produciendo en el meteorito un resplandor impresionante.

Museo de Historia Natural de Viena. Fragmentos de pallasita del meteorito de Fukang. (CC BY-SA 3.0)

Museo de Historia Natural de Viena. Fragmentos de pallasita del meteorito de Fukang. ( CC BY-SA 3.0 )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article