Portada - Baalbek, Líbano. Antigua fotografía de la Acrópolis en la que se observan los grandes bloques de la base del Templo del Sol y su tamaño en comparación con el de dos personas. Archivos del Museo de Brooklyn, Colección de Archivos Goodyear. (Public Domain)

El asentamiento megalítico de Baalbek: ¿la cantera de los dioses?

(Leer articulo en una sola página)

¿Cómo podemos explicar la avanzada explotación de las canteras en la antigüedad, así como el transporte de rocas gigantescas que pesan entre 100 y 1.000 toneladas? En Baalbek nos encontramos con piedras perfectamente talladas de 1.500 toneladas que ni siquiera un enorme templo romano podría albergar. Actualmente, ni siquiera con nuestras ciencia e ingeniería modernas nos es posible explicarlo. Por eso nos preguntamos: ¿y si alguna cultura desconocida hasta ahora fue capaz de mover estas piedras colosales y colocarlas unas encima de otras, de modo perfectamente alineado, antes de la aparición de las civilizaciones conocidas más antiguas?

Curiosamente, numerosos enclaves ancestrales de todo el mundo son considerados por muchos autores como las pruebas definitivas de que, miles de años antes de la historia escrita, alguna cultura antigua logró llevarlo a cabo. Uno de estos lugares, sin duda entre los más fascinantes del planeta, se encuentra en el Líbano y se llama Baalbek.

Baalbek es un yacimiento arqueológico que ya en la antigua Roma era conocido como Heliópolis o Ciudad del Sol. Uno de sus espacios más fascinantes –y su lugar más sagrado en tiempos paganos– era el llamado Templo de Baal, también conocido por los romanos como Templo de Júpiter.  

Templo de Júpiter de Baalbek (1895). Obsérvese la columna apoyada sobre el muro a la derecha. (Public Domain)

Templo de Júpiter de Baalbek (1895). Obsérvese la columna apoyada sobre el muro a la derecha. ( Public Domain )

Llegados a este punto, es necesario recordar que los principales expertos sostienen diferentes puntos de vista cuando se trata de determinar la datación exacta de Baalbek. Según los arqueólogos convencionales, el lugar en su origen fue un santuario fenicio dedicado al dios Baal. Posteriormente, habría pasado a ser una ciudad griega llamada Heliópolis (Ciudad del Sol) y, desde la época del emperador Augusto, se convirtió en  una colonia romana.

Lo cierto es que su datación exacta continúa siendo un misterio a día de hoy, aunque algunos investigadores consideran que tan ancestral yacimiento megalítico tiene, por lo menos, 12.000 años de antigüedad, y que podría incluso llegar a tener más de 20.000. Por otro lado, conviene señalar que, según los expertos, la zona más antigua de las ruinas de Baalbek no se corresponde con ninguna cultura conocida, y además parece ser que fue empleada en su origen para algún misterioso propósito.

Entrada del Templo de Baco hacia 1890-1923, Baalbek. (Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América)

Entrada del Templo de Baco hacia 1890-1923, Baalbek. ( Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América )

El templo incluye piedras de unas 1.500 toneladas con unas dimensiones aproximadas de 20 x 4 x 4 metros. Son las piedras talladas más grandes de la tierra. Es un misterio cómo esas piedras podrían haber sido movidas hasta dicho lugar, una tarea que resultaría dificultosa y compleja incluso aplicando nuestra ciencia y conocimientos de ingeniería actuales. También sabemos que los romanos no utilizaron este tipo de bloques de piedra. En un hecho que demuestra lo fascinante de esta antigua ciudad, las estructuras presentes en Baalbek son construcciones que los arqueólogos e ingenieros modernos no han podido explicar dada la historia y la edad que se han aceptado «oficialmente». Algunos de ellos creen que la historia se equivoca en lo referente a Baalbek.

Ruinas de Baalbek al atardecer. (Crédito: Instagram)

Ruinas de Baalbek al atardecer. (Crédito: Instagram)

Entre los más intrigantes de estos megalitos está el Trilithon, un conjunto de enormes piedras compuesto por tres bloques colosales de 22 metros de largo, 4,5 de alto y 3,5 de ancho. Su peso oscila entre las mil y las dos mil toneladas. ¿Puede alguien explicar cómo se consiguió construir con bloques así hace miles de años? Cabe mencionar que debido a que casi todas las piedras se apilan unas sobre otras, podemos observar en ellas la evolución del asentamiento. Los investigadores creen que su disposición revela que algunas de las piedras de Baalbek fueron apiladas encima de los megalitos, y son de hecho más antiguas que las de la época romana. Curiosamente, estas piedras son gigantescas, pero a pesar de su gran tamaño quedan literalmente empequeñecidas por los bloques megalíticos hallados en el asentamiento. Entonces, ¿cómo hicieron para colocar estos colosales bloques en esa posición? En 1977, Jean-Pierre Adam publicó un breve estudio en el que sugería que los grandes bloques podrían haber sido trasladados sobre rodillos utilizando máquinas, cabrestantes y poleas, en un proceso que teorizó podría haber sido llevado a cabo por 512 trabajadores para mover un bloque de 557 toneladas (aproximadamente 443 toneladas más ligero que los bloques Trilithon).

Imagen de portada: Baalbek, Líbano. Antigua fotografía de la Acrópolis en la que se observan los grandes bloques de la base del Templo del Sol y su tamaño en comparación con el de dos personas. Archivos del Museo de Brooklyn, Colección de Archivos Goodyear. ( Public Domain )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article