Portada - Ilustración de un típico dragón chino con un cuerpo similar al de una serpiente y lleno de escamas. (La Gran Época)

Avistamientos de dragones en China: ¿mito o realidad?

(Leer articulo en una sola página)

Sin embargo —y aunque la aparición de dragones era un fenómeno que se producía con mucha mayor frecuencia en la antigüedad — no todo son antiguos registros: muchos testigos modernos dicen haber visto y hasta fotografiado a estos esquivos seres. Así, durante el verano de 1934, el diario local “Sheng Jing” informó sobre un debilitado loong que se retorcía de dolor en el suelo tras haber caído en la región de Yingkou. La criatura no podía abrir sus ojos, tenía la cola doblada y su cuerpo empezó a secarse y descomponerse. Veinte días después, el cadáver apareció en la boca del Río Liaohe, emitiendo un fuerte olor. Bajo su vientre se veían cuatro garras, y en el lugar donde cayó quedó un pozo de 17,18 metros de largo por 7,8 metros de ancho. El evento causó gran sensación y la gente habló mucho tiempo sobre este asunto.

También, en agosto de 1944, el pueblo entero del condado de Fuyu — a lo largo del río Songhua — se reunió en la playa para ver morir a un dragón negro. Yen Dianyuan, un testigo que aún vive, explicó que aquel dragón tenía alrededor de siete metros de largo. Parecía una víbora de 4 patas, con escamas y siete u ocho barbas gruesas y duras: su rostro era igual al de los loong que aparecen en los grabados.

Fotografía y noticia del descubrimiento del esqueleto de un supuesto dragón tal y como apareció publicada en un periódico chino del año 1934. (Fotografía: La Gran Época)

Fotografía y noticia del descubrimiento del esqueleto de un supuesto dragón tal y como apareció publicada en un periódico chino del año 1934. ( Fotografía: La Gran Época )

El 4 de agosto del año 2000, inmediatamente después de unas fuertes lluvias, el pueblo de Hei Shan, en la Provincia de Shandong, se vio envuelto por una niebla espesa. Nubes negras cubrieron el cielo de una forma que la gente nunca había visto antes. Un joven lugareño, que había salido para observar este peculiar fenómeno, se topó con dos loong iguales a los de las pinturas: uno blanco y uno negro. Salió corriendo despavorido mientras alertaba al pueblo y, en poco tiempo, todo el mundo hizo acto de presencia, incluidos funcionarios y policías.

La policía intentó controlar a la multitud hasta que el loong blanco se levantó y emprendió el vuelo. Un campesino de más de 70 años, que recordaba casos anteriores, dirigió a un grupo de jóvenes en la tarea de mantener mojado al loong que permanecía en el suelo. Erigieron un pequeño techo de esteras sobre el animal y lo rociaron, constantemente, con una manguera, de modo que el agua goteaba por cada resquicio de su cuerpo. A partir de finales de agosto de ese año — como si se hubiese bloqueado la información al respecto — ya no se supo nada más del caso.

Otro misterioso caso habría tenido lugar en la ciudad de Fusong, provincia de Jilin, el 18 de septiembre del año 2000 sobre las 18 horas. Al pie de la montaña, en el comienzo del ocaso, los pobladores del noroeste de la ciudad dijeron haber visto una luz extraña en el cielo, que cambiaba de color paulatinamente. Poco después, un gran loong apareció acercándose, hasta tan poca distancia que la gente pudo apreciar con detalle su boca y sus garras. Durante el espectáculo — que duró unos veinte minutos — el dragón a veces flotaba y a veces permanecía inmóvil. En un momento determinado, la luz poco a poco se volvió de color rojo oscuro y el dragón se desvaneció gradualmente.

Fotografía (imagen superior) tomada sobrevolando la cordillera del Himalaya el 22 de junio del año 2004 por un fotógrafo que volaba de Lhasa a China. En la esquina inferior izquierda se podría observar a un par de supuestos dragones volando cuyas siluetas se ven mucho mejor en la ampliación (imagen inferior). (Fotografías: La Gran Época)

Fotografía (imagen superior) tomada sobrevolando la cordillera del Himalaya el 22 de junio del año 2004 por un fotógrafo que volaba de Lhasa a China. En la esquina inferior izquierda se podría observar a un par de supuestos dragones volando cuyas siluetas se ven mucho mejor en la ampliación (imagen inferior). ( Fotografías: La Gran Época )

En el zodíaco chino, el loong es el único de los doce animales que no convive a simple vista con los humanos. Pero eso no era óbice para no considerarlo tan real como los otros once, y no son pocos los que creen que existen en dimensiones alternativas a las nuestras. Por eso, aparecerían fugazmente y desparecerían sin dejar huellas.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article