Portada - Fotomontaje compuesto por: arriba a la izquierda, escultura de templo taoísta; abajo a la izquierda, ilustración del "Shahnama", poema persa del siglo X que incluye una lista de reyes con edades de cientos de años y hasta más de 1.000 años para algunos monarcas; derecha, detalle del retrato del profeta bíblico Abraham pintado por Rembrandt. (La Gran Época)

¿Por qué tenían nuestros ancestros una esperanza de vida superior a los 200 años?

(Leer articulo en una sola página)

Noé vivió trescientos cincuenta años después del Diluvio (…). No dejes que nadie, por el solo hecho de comparar la vida de los antiguos con nuestras vidas, y basándose en los pocos años que vivimos hoy, piense que lo que ellos decían era falso; o que haga que la brevedad de nuestras vidas en la actualidad sea un argumento, para decir que ellos no pudieron haber durado tanto, ya que esos ancestros eran amados por Dios, y [en última instancia] hechos por Dios mismo, y sus alimentos eran adecuados para la prolongación de la vida, así que perfectamente pueden haber vivido un gran número de años. Además, Dios les dio un tiempo más largo de vida a causa de su virtud y al buen uso que hicieron de ella.

Noé recibiendo a la paloma con la rama de olivo. Ilustración de Charles Foster (1897) (Public Domain)

Noé recibiendo a la paloma con la rama de olivo. Ilustración de Charles Foster (1897) ( Public Domain )

A los científicos modernos solo les queda por ahora creer lo que los antiguos escritos y lo que la ancestral memoria de los pueblos indican acerca de estas vidas, aparentemente increíbles, o considerar que son fruto de exageraciones, interpretaciones simbólicas, o malentendidos. Para muchos es, simplemente, una cuestión de fe.

Imagen de portada: Fotomontaje compuesto por: arriba a la izquierda, escultura de templo taoísta; abajo a la izquierda, ilustración del "Shahnama", poema persa del siglo X que incluye una lista de reyes con edades de cientos de años y hasta más de 1.000 años para algunos monarcas; derecha, detalle del retrato del profeta bíblico Abraham pintado por Rembrandt. ( La Gran Época )

Autor: Tara MacIsaac La Gran Época  

Este artículo fue publicado originalmente en La Gran Época y ha sido publicado de nuevo en www.ancient-origins.es con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article