Portada - Fotomontaje compuesto por: arriba a la izquierda, escultura de templo taoísta; abajo a la izquierda, ilustración del "Shahnama", poema persa del siglo X que incluye una lista de reyes con edades de cientos de años y hasta más de 1.000 años para algunos monarcas; derecha, detalle del retrato del profeta bíblico Abraham pintado por Rembrandt. (La Gran Época)

¿Por qué tenían nuestros ancestros una esperanza de vida superior a los 200 años?

(Leer articulo en una sola página)

La extrema longevidad de numerosas culturas

Según numerosos textos, los individuos centenarios también eran comunes en la antigua China. El Doctor acupunturista Joseph P. Hou , escribió en su libro sobre “ Técnicas de Longevidad Saludable ” que, “ según los registros médicos chinos, un doctor llamado Cuie Wenze, de la dinastía Qin, vivió hasta los 300 años ”. Asimismo, Gee Yule , miembro de la última dinastía Han , habría vivido hasta los 280 años de edad según las antiguas crónicas, y el monje taoísta Hui Zhao hasta los 290.

Según consta en la Enciclopedia China de Materia Médica , He Nengci, de la dinastía Tang , vivió hasta los 168 años de edad. Ya en épocas modernas, el maestro taoísta Li Ching-Yuen, habría vivido hasta los 250, y el médico tradicional chino Lo Mingshan, de la provincia de Sichuan, hasta los 124 años. El Dr. Hou aseguraba que la clave oriental para la longevidad está en “ nutrir la vida ”, refiriéndose no sólo a la nutrición física, sino también a la mental y al alimento espiritual.

El maestro taoísta Li Ching-Yuen fotografiado en Wanxian, Sichuan, en 1927. (Public Domain)

El maestro taoísta Li Ching-Yuen fotografiado en Wanxian, Sichuan, en 1927. ( Public Domain )

El poema épico persa Shahnameh o Shahnama (“ Libro de los Reyes”) , escrito por Ferdousí hacia finales del siglo 10 d. C., nos habla de reyes míticos que gobernaron durante 1.000 años o varios cientos de años, disminuyendo sus longevidades progresivamente hasta llegar a los 150 años de los monarcas más recientes.

Casos recientes de una longevidad sorprendente

Incluso hoy en día existen individuos que aseguran haber vivido 150 años o incluso más. Estos informes, sin embargo, a menudo provienen de zonas rurales donde la documentación es escasa. Documentación que, un siglo atrás, era incluso menos precisa en dichas comunidades rurales, por lo que tales informaciones resultan muy difíciles de comprobar. Un ejemplo de ello es el caso del nepalí Bir Narayan Chaudhary.

En 1996, el periodista Vijay Jung Thapa visitó a Chaudhary en el pueblo de Aamjhoki, situado en la región de Tarai y habitado por la etnia Tharu. Chaudhary le dijo que tenía 141 años, como informaba Thapa en un  artículo publicado por India Today . De ser cierta esta afirmación, Chaudhary ostentaría el récord mundial Guinness de longevidad por la vida más larga registrada en casi 20 años. Pero Chaudhary no disponía de documentación que le permitiera demostrarlo. Eso sí: contaba con la memoria colectiva del pueblo.

“Casi todos los ancianos a su alrededor recuerdan cómo en su juventud un ya anciano Chaudhary hablaba sobre su primer trabajo como encuestador durante la primera encuesta elaborada en Nepal en 1888. La lógica indica que debía tener más de 21 años en aquella época, ya que el trabajo de encuestador era un empleo de cierta responsabilidad. Chaudhary afirma que por aquel entonces ya tenía 33 años, y que seguía siendo un soltero empedernido”, escribía Thapa en su artículo .

Nepal es uno de los países en los que se asegura que viven hombres y mujeres centenarios. En la imagen, anciano sadhu nepalí con barba blanca. (Wen-Yan King/CC BY-SA 2.0)

Nepal es uno de los países en los que se asegura que viven hombres y mujeres centenarios. En la imagen, anciano sadhu nepalí con barba blanca. (Wen-Yan King/ CC BY-SA 2.0 )

También muchas personas de la región del Cáucaso afirman tener edades que llegan, incluso, a superar los 170 años, pero no cuentan con la documentación necesaria para demostrar sus aseveraciones.

“Estas excepcionales personas con existencias tan largas han vivido siempre vidas humildes, realizando trabajo físico o ejercicio al aire libre a menudo desde su juventud hasta la vejez. Su dieta es sencilla, como lo es también su vida social, que solo involucra a las familias. Un ejemplo de ello es Shisali Mislinlow, que vivió hasta los 170 años en la región rusa de Azerbaiyán. La vida de Mislinlow nunca fue agitada, y según él mismo declaró: ‘nunca tengo prisa, así que no tengo prisa por vivir, esta es la idea principal. He estado haciendo trabajo físico durante 150 años’”, escribía el doctor Hou.

¿Una cuestión de fe?

Desde la antigüedad, la cuestión de la longevidad ha estado conectada en China con prácticas taoístas de la alquimia interna, o con el cultivo de la mente y el cuerpo. En este caso, la longevidad estaba relacionada con la virtud, del mismo modo que se entrelaza con las creencias espirituales occidentales en la Biblia. Llegados a este punto, Arturo Méndez cita al historiador romano-judío del primer siglo de nuestra era, Tito Flavio Josefo y añade:

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article