Portada - El Arca de la Alianza, tal y como la describe la Biblia (Fotografía de portada del libro de Graham Phillips The Templars and the Ark of the Covenant, editado por Inner Traditions • Bear & Company)

¿Ocultaron los templarios el Arca de la Alianza en Inglaterra? Revelando las claves del mapa del tesoro de Cove-Jones

(Leer articulo en una sola página)

El 25 de octubre de este año, el Vaticano hizo público un documento que había permanecido en sus archivos secretos durante setecientos años. Se trata del informe de la investigación oficial de la Iglesia sobre las actividades de los Caballeros Templarios a principios del siglo XIV. En octubre del año 1306, estos caballeros cruzados fueron hallados culpables de idolatría, basfemia y herejía, y su orden fue disuelta. Algunos de ellos fueron quemados en la hoguera, otros encarcelados, y en su mayoría fueron despojados de sus posesiones. Sorprendentemente, este extraordinario documento revela cómo la investigación del Vaticano no descubrió evidencia alguna de un comportamiento indebido por parte de la orden. Fue el propio papa, Clemente V, quien intervino directamente y declaró herejes a los templarios. El informe parece demostrar que el pontífice perseguía sus riquezas, entre las que se rumoreaba que había tesoros de valor incalculable descubiertos en el templo de Jerusalén tras haberse perdido su pista al ser saqueada la ciudad en épocas antiguas.

Pero a pesar del arresto y la tortura de los líderes templarios, y a la incautación en masa de sus tierras, no se encontró ni rastro de este legendario tesoro. La mayoría de los historiadores dudan de la existencia del tesoro templario. Sin embargo, mi investigación sugiere que una de las antiguas reliquias que se supuestamente habrían poseído podría encontrarse oculta en el interior de Gran Bretaña.

Reliquias sagradas

En el corazón de Inglaterra, cerca de Stratford-upon-Avon, famoso por ser el lugar de nacimiento de William Shakespeare, se encuentra la pequeña localidad de Temple Herdewyke, llamada así por los templarios que la ocuparon en el pasado. Tras la Tercera Cruzada, a finales del siglo XII, estos templarios regresaron a Tierra Santa para construir una iglesia en la que custodiar ciertas reliquias sagradas que decían haber encontrado. Muchos cruzados volvieron a casa con objetos supuestamente vinculados al cristianismo y al judaísmo primitivos, así como a personajes y hechos bíblicos, aunque de los caballeros templarios de Temple Herdewyke se dice que descubrieron el tesoro más famoso de la Biblia: el Arca de la Alianza. Al menos eso es lo que cuenta una antigua leyenda.  

Caballeros templarios (Public Domain) y tesoros diversos. (CC BY SA 2.0)

Caballeros templarios ( Public Domain ) y tesoros diversos. ( CC BY SA 2.0 )

Sin duda afirmaban haber encontrado lo que parecía que se habrían considerado reliquias sagradas en la época. Los registros de posesión de tierras y propiedades de entonces revelan que en 1192 la iglesia albergaba ciertos objets sacrés – “objetos sagrados” – que los templarios habrían adquirido en Tierra Santa, entre ellos un gran cofre recubierto de oro. Precisamente de este cofre se decía que era el Arca de la Alianza.

Según el Antiguo Testamento, el Arca de la Alianza era una gran caja recubierta de oro construida para albergar las Tablas de la Ley en las que se encontraban grabados los Diez Mandamientos, perdida cuando los babilonios saquearon Jerusalén en el 587 a. C.

Mensajes secretos

Aunque los templarios fueron apresados en 1306, algunos consiguieron escapar y evitaron ser capturados. Seiscientos años más tarde, un historiador británico sugería que lograron sobrevivir en secreto en Temple Herdewyke hasta 1350, donde acabarían siendo exterminados por la Peste Negra.

La iglesia templaria de Temple Herdewyke, convertida ahora en vivienda, con la Almenara del Fénix (‘Phoenix Beacon’) al fondo sobre la colina. (Fotografía © Graham Phillips)

La iglesia templaria de Temple Herdewyke, convertida ahora en vivienda, con la Almenara del Fénix (‘Phoenix Beacon’) al fondo sobre la colina. (Fotografía © Graham Phillips)

Jacob Cove-Jones, quien vivía en la zona, no solo creía que los templarios poseyeron el Arca de la Alianza, también aseguraba haber descubierto su escondrijo secreto. Al haber discutido con otros estudiosos que se habían burlado de su trabajo, Cove-Jones se negó a revelar sus hallazgos.

Jacob Cove-Jones (Public Domain)

Jacob Cove-Jones (Public Domain)

Cove-Jones tenía intención de llevar a cabo excavaciones por su cuenta, pero por desgracia nunca llegó a hacerlo. En 1906 contrajo la tuberculosis y decidió llevarse su secreto a la tumba. ¡Pero no del todo! Conocedor de que le quedaba poco tiempo de vida, el excéntrico historiador dejó tras de sí un sorprendente epitafio. Diseñó una vidriera de colores que encargó que fuera realizada e instalada en una nueva iglesia que estaba siendo construida cerca de su casa, en la localidad de Langley. Sorprendentemente, en su lecho de muerte anunció que la vidriera incluía una serie de pistas que llevaban al lugar en el que se encontraba oculta el Arca de la Alianza.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article