Mary-Celeste-ship.jpg

El misterio del Mary Celeste: Equipo Marinero desaparece del Barco

(Leer articulo en una sola página)

El 4 de diciembre de 1872, un barco conocido como el Mary Celeste fue encontrado a la deriva en los mares turbulentos del Atlántico. La nave estaba a toda vela y en buenas condiciones de navegabilidad, pero cuando fue abordada se encontrada completamente vacía - Los que viajaban en ella habían desaparecido sin dejar rastro. Esto es un misterio que ha perdurado por más de 135 años.

En enero de 1885, una nave se estrelló contra el reef del Banco Rochelois, y naufragó frente a la isla de Haití. El capitán, Gilman Parker, vendió los derechos de salvamento al cónsul americano por $500, e hizo un reclamo de seguro por el supuesto valor de la carga del buque. Este fue el final de una de las naves más infames que han surcado los mares, el Mary Celeste. Sin embargo, fue el incidente de 13 años antes de la demolición de Parker del Mary Celeste que lo convirtió en uno de los misterios de la historia.

The-Rochelois-Bank-in-the-Gulf-of-Gonave.jpg

El Banco Rochelois en el Golfo de Gonâve, Haití, donde el Mary Celeste llegó a su fin. El Banco Rochelois es débilmente visible en el canal sur entre la isla y el continente. ( Wikimedia Commons )

El Mary Celeste era un bergantín mercante, registrado bajo el registro británico en 1861 como Amazon. Siete años más tarde, su propiedad fue trasladada en América, y fue rebautizado como Mary Celeste. El barco siguió navegando sin incidentes hasta su viaje en 1872, desde Nueva York a Génova (Italia). El capitán del barco era Benjamin Briggs, un hombre abstemio, acérrimo enemigo del alcohol y un cristiano devoto. El capitán Briggs es descrito como un valiente oficial. El primer oficial, Albert Richardson, también en condiciones de mandar, fue elegido personalmente por el capitán Briggs. Además, a bordo del Mary Celeste estaba la esposa del capitán Briggs, su hija pequeña, y otros seis miembros de la tripulación

The-Missing-Crew-of-the-Mary-Celeste.jpg

La tripulación desaparecida del Mary Celeste. De izquierda a derecha: Benjamin Briggs, el capitán del Mary Celeste; Albert C. Richardson, primer oficial; Sarah Briggs, esposa de Benjamin Briggs; Sophia Briggs, hija de Benjamín y Sarah Briggs (dominio público)

Al  final del octubre de 1872, comenzó la carga del barco mercantil - 1.701 barriles de alcohol desnaturalizado venenoso. El 7 de noviembre, el Mary Celeste dejó el puerto de Nueva York y se dirigió hacia el Atlántico. El 4 de diciembre, el bergantín británico Dei Gratia lo descubrió navegando sin dirección entre las Azores y Portugal. Tras una inspección, la tripulación del Dei Gratia descubrió que no había nadie a bordo del Mary Celeste, y que la última entrada en el registro diario de la nave fue escrita el 24 de noviembre. A pesar de eso, el barco todavía estaba en buenas condiciones de navegabilidad, su carga todavía estaba en gran parte intacta, y conservaba comida y agua suficiente para seis meses.

También se señaló que la tripulación del Mary Celeste había dejado atrás sus pipas para fumar. De acuerdo con la explicación del capitán del Dei Gratia, David Morehouse, esta era una señal de que los tripulantes habían abandonado el barco en estado de pánico. Por otra parte, los únicos salvavidas de la nave, así como su cronómetro y el sextante, habían desaparecido. También se reveló durante el interrogatorio de Augusto Anderson (un marinero del Dei Gratia), en la investigación de la Marina, que la driza de mayor, un cordón fuerte de 8 cm de circunferencia, se encontró rota y colgada a un lado del Mary Celeste. A partir de estos datos se dibujó un posible escenario:Ocurrió algo que produjo pánico en el Mary Celeste, que hizo que el capitán ordenase entrar en el salvavidas, y abandonar el barco. La driza se dejó entonces atada al bote salvavidas para seguir detrás del Mary Celeste, y ver lo que pasaría, el pánico resultó ser una falsa alarma. Por desgracia para ellos pero, la driza quebró durante una tormenta y no pudieron volver al Mary Celeste.

memorial-to-the-crew-of-the-Mary-Celeste.jpg

Un monumento a la tripulación del Mary Celeste, que desapareció sin dejar rastro ( lost-at-sea-memorials.com)

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article