Portada - Varias imágenes de gigantes en el arte del antiguo Egipto recopiladas por Muhammad Abdo. Fuente: Muhammad Abdo.

Gigantes en el antiguo Egipto (2ª parte): pruebas físicas de su existencia

(Leer articulo en una sola página)

Al encontrarse muy cerca de Abidos y el templo hundido más antiguo conocido como Osirión, ¿podemos considerar que Khasekhemui estuvo implicado en su superior construcción? Esto ciertamente explicaría cómo esos enormes bloques podrían haberse trasladado hasta su lugar, aunque el primitivo trabajo de la piedra típico de su reinado es incompatible con esto.

El Osirión de Abidos muestra una evolucionada construcción en piedra. Fotografía: Hugh Newman.

El Osirión de Abidos muestra una evolucionada construcción en piedra. Fotografía: Hugh Newman.

Curiosamente, la famosa Lista Real de Abidos está tallada en el templo de Seti I en Abydos, y representaciones de la Dinastía XIX nos muestran a un Seti alto como una torre, con unos 8 pies (2,44 metros) de estatura. En un extraño giro, Khasekhemui fue omitido de la lista final, como también algunos otros notables Reyes de las épocas más antiguas de Egipto, que al parecer eran considerados ilegítimos.

La Lista Real de Abidos es una lista con los nombres de setenta y seis reyes del antiguo Egipto, hallada sobre uno de los muros del templo de Seti I en Abidos, Egipto. Esta lista omite los nombres de muchos de los faraones más antiguos, como por ejemplo Khasekhemui. (Dominio público)

La Lista Real de Abidos es una lista con los nombres de setenta y seis reyes del antiguo Egipto, hallada sobre uno de los muros del templo de Seti I en Abidos, Egipto. Esta lista omite los nombres de muchos de los faraones más antiguos, como por ejemplo Khasekhemui. (Dominio público )

Un gigante pintado en Saqqara

La Dinastía III vio la construcción de la gran pirámide de Saqqara junto con numerosos otros templos en el complejo. Zoser, quien enterró al gigantesco rey Khasekhemui (y quizás fuera su hijo), era el gobernador de Saqqara durante su construcción. Dentro del complejo, la pintura de un gigante que claramente parece tener un cráneo elongado fue fotografiada cuando el egiptólogo Zahi Hawass se encontraba examinándola. ¡No se le ve demasiado contento! Sin embargo, ¿podría ser ésta una representación de los esqueletos que fueron excavados por Emery en la década de 1930, esqueletos de “ individuos con cráneos y cuerpos más grandes que la población nativa ”?

Zahi Hawass y un arqueólogo inspeccionan una pintura de un posible gigante en Saqqara en el año 2007. Foto cortesía de AP Photo / Ben Curtis.

Zahi Hawass y un arqueólogo inspeccionan una pintura de un posible gigante en Saqqara en el año 2007. Foto cortesía de AP Photo / Ben Curtis.

Los gigantes del templo de Isis

Esta sorprendente historia fue divulgada en varios periódicos en los años 1895 y 1896, pero presentamos ahora su versión más antigua y más completa. La foto es una reconstrucción del Templo de Isis, donde tiene su origen la narración.

Apareció originalmente en el diario estadounidense The Arizona Silver Belt el 16 de noviembre de 1895 con el título Prehistoric Egyptian Giants (“Gigantes prehistóricos egipcios”):

“En 1881, cuando el profesor Timmerman se dedicaba a explorar las ruinas de un antiguo templo de Isis a orillas del Nilo, 16 millas por debajo de Najar Djfard, abrió una hilera de tumbas en las que había sido enterrada alguna raza prehistórica de gigantes. El esqueleto más pequeño de unos 60 extraños restos, que fueron examinados durante el tiempo en que Timmerman estuvo excavando en Najar Djfard, medía siete pies y ocho pulgadas de alto (2,34 metros), y el más grande once pies y una pulgada (3,38 metros). Se descubrieron tablillas conmemorativas en grandes cantidades, pero no había ningún registro que siquiera dejara entrever que se conservaba el recuerdo de aquellos hombres de talla extraordinaria. Se cree que las tumbas datarían del año 1043 a. C.”

El templo de Isis en la isla de Filé junto con el artículo de periódico que detalla el descubrimiento de los gigantes. Fotografía: Hugh Newman.

El templo de Isis en la isla de Filé junto con el artículo de periódico que detalla el descubrimiento de los gigantes. Fotografía: Hugh Newman.

No existe más información sobre este reportaje, pero se repitió en el Arizona Weekly Citizen del 1 de febrero de 1896 y en varios periódicos más.

El dedo momificado de un gigante de casi cinco metros de altura

Fotografía del dedo momificado junto con sus medidas. Cortesía de Gregor Spörri

Fotografía del dedo momificado junto con sus medidas. Cortesía de Gregor Spörri

Según el periódico alemán BILD.de, un suizo propietario de una discoteca llamado Gregor Spörri tomó varias fotografías de un dedo gigante momificado en 1988. Su dueño era un saqueador de tumbas retirado que tenía su base en el barrio de Bir Hooker cercano a la ciudad de Sadat, unos 100 kilómetros (62,14 millas) al noroeste de El Cairo. El dedo mide casi 14 pulgadas (35 centímetros) de largo y, si es genuino, perteneció a alguien que se calcula que habría medido entre 15 y 16 pies (4,57 – 4,88) de altura (¡o a alguien con las manos demasiado grandes!). Sin embargo, el descubrimiento solo fue revelado el 9 de marzo del 2012, veinticuatro años más tarde, y desde entonces no ha habido ningún rechazo oficial del descubrimiento. Nagib le dijo a Gregor que el dedo fue hallado hace unos 150 años y había sido guardado por la familia, que incluso se había tomado la molestia de conseguir que el dedo fuese radiografiado para confirmar su autenticidad en la década de 1960. Spörri tuvo que pagar 300 dólares para ver el dedo momificado y tomar fotos del mismo.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article