Portada - Representación artística de un vampiro (CC0)

¿Un vampiro en Nueva Orleans? El misterioso caso del eternamente joven Conde de St. Germain

(Leer articulo en una sola página)

Si los vampiros han existido en nuestra época moderna, sería fácil imaginarlos en Nueva Orleans, deslizándose desde las sombras de las criptas del cementerio de St. Louis o acechando a sus posibles víctimas en los callejones poco iluminados del Barrio Francés (French Quarter). En la ciudad del cuarto creciente , belleza y oscuridad van de la mano, y la historia se abre camino para darse a conocer en la actualidad. Antiguas leyendas de estas criaturas inmortales llegaron a América junto con los inmigrantes y fueron adoptadas por su nueva tierra. Una de las más imperecederas leyendas vampíricas de Nueva Orleans tiene sus raíces en el antiguo folclore europeo.

Según la leyenda, en algún momento a principios del siglo XX un misterioso hombre llegó a Nueva Orleans bajo el nombre de Jacque St. Germain. Apuesto, elegante, rico, divertido, extravagante, misterioso y un poco curioso, su reputación le precedía, y muy pronto causó furor en la sociedad de Nueva Orleans.

El enigmático Conde de Saint Germaine. Imagen: Palabras en Libertad

El enigmático Conde de Saint Germaine. Imagen: Palabras en Libertad

El excéntrico Jacque St. Germain

El excéntrico Jacque St. Germain habría establecido su residencia en una vivienda ubicada en el 1039 de Royal Street. St. Germain era al parecer un caballero muy aficionado a las damas, visto con frecuencia con alguna hermosa mujer del brazo mientras paseaba por el Barrio Francés o disfrutando de la noche en elegantes locales hasta bien entrada la madrugada. Se deleitaba en organizar suntuosas cenas para la alta sociedad de la ciudad. Sus fiestas eran muy esperadas por sus refinados manjares, excelente vino y diversión. Sin embargo, lo que más hacía disfrutar a sus invitados era su propia conversación. St. Germain despertaba su fascinación con historias de Francia, Italia, África e incluso Egipto.

Cruce de Ursulines Avenue con Royal Street, Nueva Orleans. (The PJV)

Cruce de Ursulines Avenue con Royal Street, Nueva Orleans. ( The PJV )

Los visitantes quedaban encantados y divertidos por su elocuente manejo del idioma inglés. Les confundía un poco, sin embargo, que hablara de acontecimientos de hace cientos de años con detalles tan precisos como si los hubiese vivido en persona. Muchos visitantes prestaban escaso valor a la veracidad de sus relatos, aceptándolos sencillamente por el valor de entretenimiento que aportaban en sus visitas a la casa de St. Germain.

Poco después de su llegada a Nueva Orleans, St Germain afirmó ser descendiente directo del Conde de St. Germain, amigo íntimo y asistente del rey Luis XV en el siglo XVIII.  Su afirmación suscitó escepticismo, pero su parecido con el conde era sorprendente. Los invitados más observadores señalaban que los retratos nunca representaban al conde con más de cuarenta años, la misma edad que contaba Jacque St. Germain cuando llegó a Nueva Orleans. En clave de humor, comenzó a extenderse el rumor de que Jacque St. Germain podía ser de hecho el muy célebre Conde de St. Germain, representado siempre de algún modo como inmortal y eternamente joven. Jacque parecía disfrutar con el misterio que había creado en torno a su persona, y no confirmaba ni negaba nada.

Retrato que según algunos representaría al Conde de St. Germain. (The PJV)

Retrato que según algunos representaría al Conde de St. Germain. ( The PJV )

Aunque las refinadas fiestas de St. Germain con sus delicados manjares eran muy celebradas, parece ser que el anfitrión disfrutaba con la satisfacción de sus invitados deleitándose de los banquetes ofrecidos sin participar en ellos, permaneciendo a menudo de pie apartado de la mesa y bebiendo un cáliz fastuoso, muy probablemente lleno de vino. Durante la cena ofrecía fantásticos recuerdos de sus aventuras para disfrute de los presentes. La muy extraña costumbre de no tomar parte en las comidas de sus propias veladas, junto a su notable parecido con el Conde de St. Germain, hizo que algunos en la ciudad sugieresen divertidos que quizás aquel hombre misterioso era en realidad un vampiro.

Un siniestro giro de los acontecimientos

Estos rumores tomaron un giro siniestro varios meses después de la llegada de St. Germain a Nueva Orleans, cuando la policía acudió a su casa para investigar las circunstancias que rodeaban el caso de una mujer que aparentemente había caído desde la galería de St. Germain, situada un piso por encima.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article