Portada - Representación artística de la Edad de Piedra obra de Viktor Vasnetsov. (Public Domain)

Nuestros padres prehistóricos: un puñado de hombres de quienes desciende el conjunto de la humanidad

(Leer articulo en una sola página)

Un reciente estudio genético de nuestros ancestros masculinos demuestra que hubo períodos en la prehistoria en los que una élite formada por apenas un puñado de hombres controlaba la reproducción.

Por ejemplo, un solo hombre de hace unos 190.000 años fue el ancestro de los 1.200 individuos varones procedentes de 26 grupos de población de todo el mundo cuyos genes fueron analizados en este estudio.

¿Quién sabe si aquel hombre de hace tantos miles de años tenía unos buenos genes? ¿Hubiera sido nuestro mundo diferente si hubiese sido otro quien hubiera engendrado a tantos seres humanos?

Podríamos también preguntarnos cómo es posible que este hombre dispusiera de tantas mujeres a lo largo de su vida. Vivió en los albores de la historia del Homo sapiens como especie, así que quizás fue por una cuestión de aritmética y no necesariamente por tener una gran cantidad de parejas que sus genes acabaron predominando en la humanidad.

Pero la cosa no acaba ahí: los estudios genéticos demuestran que algunos miles de años más tarde unos pocos hombres fueron los responsables de la mayor parte de la descendencia en una época determinada.

Estas interesantes incógnitas no reciben respuesta en la nota de prensa emitida por el Instituto Sanger de Cambrige, que informa del reciente estudio en el que se ha descubierto que los descendientes de este antiguo patriarca se encuentran esparcidos por todo el mundo. El Dr. Chris Tyler-Smith ha dirigido este estudio, el de mayor envergadura realizado hasta ahora sobre las variaciones genéticas globales del cromosoma Y (masculino). Leemos en la nota de prensa:

En el estudio […] se han analizado las diferencias existentes entre las secuencias de los cromosomas Y de más de 1.200 hombres procedentes de 26 poblaciones de todo el mundo, utilizando datos generados por el Proyecto 1000 Genomas. Analizando los cromosomas Y de los hombres actuales podemos conocer la vida de nuestros ancestros. El cromosoma Y se transmite únicamente de padres a hijos varones, por lo que está completamente ligado a las características y comportamientos masculinos. El equipo ha empleado estos datos para confeccionar un árbol de estos 1200 cromosomas Y; se trata de un esquema que nos muestra la relación que tienen unos con otros. Como se esperaba, todos ellos descienden de un solo hombre que vivió aproximadamente hace 190.000 años.

Otro descubrimiento derivado de este estudio es que un hombre que vivió en Europa hace unos 4.000 años es el ancestro de la mitad de la población masculina actual de Europa Occidental. El Dr. Tyler-Smith comenta en The Telegraph : “La genética no puede explicarnos por qué ocurrió, pero sabemos que una élite masculina muy reducida controlaba la reproducción y dominaba a la población. La mitad de la población de Europa Occidental desciende de un solo hombre.”

Mapa mundial de los haplogrupos del cromosoma Y: haplogrupos de las poblaciones precoloniales y posibles rutas migratorias. (CC BY SA 3.0)

Mapa mundial de los haplogrupos del cromosoma Y: haplogrupos de las poblaciones precoloniales y posibles rutas migratorias. ( CC BY SA 3.0 )

El Dr. Tyler-Smith afirma en la nota de prensa: “La mejor explicación posible a este hecho es que podría ser el resultado de avances tecnológicos que estaban controlados por pequeños grupos de hombres. La rueda como medio de transporte, el trabajo de los metales y la organización en la guerra son posibles causas que serán investigadas en el futuro.”

El estudio ha detectado una explosión demográfica en la población masculina que tuvo lugar hace entre 55.000 y 50.000 años en Asia y Europa, y otra hace unos 15.000 años en el continente americano. Rápidas expansiones posteriores de las poblaciones masculinas tuvieron lugar en el África Subsahariana, Europa Occidental, Asia Meridional y el Extremo Oriente, hace entre 8.000 y 4.000 años.

Leemos en la nota de prensa: “El equipo cree que los crecimientos de población más antiguos fueron el resultado de las primeras colonizaciones por parte de seres humanos modernos de vastos continentes en los que había abundantes recursos disponibles.”

Crecimiento de los diferentes haplogrupos en diversas regiones del mundo. (Instituto Sanger de Cambridge)

Crecimiento de los diferentes haplogrupos en diversas regiones del mundo. ( Instituto Sanger de Cambridge )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article