Portada-Grabado-del-Coloso-de-Rodas

El Coloso de Rodas: La Gigantesca Estatua de la Antigua Grecia

(Leer articulo en una sola página)

Coloso-de-Rodas-Estatua-de-la-Libertad

Colosales estatuas, del pasado y del presente. A la izquierda, ilustración del Coloso de Rodas de la antigua Grecia y, a la derecha, la Estatua de la Libertad de los Estados Unidos de América. (Public Domain)

En la actualidad no sabemos con seguridad ni la exacta ubicación que ocupaba, ni hacia dónde miraba, ni cuál era la postura del Coloso de Rodas. La única certeza que se tiene es que jamás estuvo en pie, con las piernas separadas, haciendo las veces de puerta de entrada al puerto, tal y como se le ha representado en numerosos dibujos medievales. Si la postura de la estatua una vez acabada hubiese sido esa, es seguro que la bocana del puerto habría quedado bloqueada durante su construcción.

Monedas de plata procedentes de Rodas circa 316 – 305 d. C., con Helios representado en una cara y una rosa al dorso

Monedas de plata procedentes de Rodas circa 316 – 305 d. C., con Helios representado en una cara y una rosa al dorso. ¿Sería éste el rostro del Coloso de Rodas? Wikimedia Commons

Nos podemos hacer una idea del aspecto que pudo tener esta estatua gracias a la imagen acuñada sobre algunas de las monedas que nos han llegado de aquella época. Los escritos de testigos oculares y narradores de entonces nos hablan de una estatua enorme y asombrosa. Sus descripciones hacen referencia a la efigie de un hombre desnudo que porta, orgulloso, una capa sobre su brazo izquierdo u hombro y que mira hacia el este, contemplando el sol naciente, mientras sostiene una antorcha en una mano y una lanza en la otra. Algunos opinan que, además, llevaba puesta una corona de púas, otros creen que protegía sus ojos del sol naciente con su mano derecha o, quizás, que utilizaba aquella mano para sostener la antorcha en lo alto en una postura similar a la de la Estatua de la Libertad. Aunque desconozcamos realmente su forma y aspecto, las reconstrucciones modernas del Coloso, con la estatua erguida, centrada, soportando todo su peso, son mucho más exactas que los dibujos más antiguos.

El Coloso de Rodas y su posible postura y apariencia. Wikimedia Commons

El Coloso de Rodas y su posible postura y apariencia. Wikimedia Commons

La estatua se mantuvo en pie 56 años hasta que la isla de Rodas fue sacudida por un terremoto en el año 226 a. C., que destruyó la mayor parte de la ciudad e hizo que el coloso se partiera a la altura de las rodillas, provocando que se derrumbara y se hiciera pedazos. Se dice que los rodios recibieron la oferta de Ptolomeo III Evergetes de Egipto para cubrir todos los gastos de restauración del monumento, pero que rehusaron dicho ofrecimiento. Los rodios consultaron al oráculo de Delfos temiendo que la estatua  hubiera ofendido, de algún modo,  al dios Helios, que habría provocado el terremoto para derribarla. Aunque abatida y convertida en ruinas, miles de personas seguían acudiendo y quedaban asombradas al verla. Plinio el Viejo escribió:

Incluso derruida, excita nuestro asombro y admiración. Pocos hombres pueden abrazar el pulgar con sus brazos, siendo sus dedos más grandes que la mayoría de las estatuas. En el interior de sus miembros, partidos por la mitad, se abren enormes cavernas. Dentro de ellas, también quedan a la vista grandes masas de roca, gracias  a cuyo peso el artista logró estabilizarlo, erigiéndolo.

La estatua permaneció intacta durante 900 años, hasta la invasión árabe de Rodas en el 654. Sus restos, entonces, tal y como se cree fueron fundidos para acuñar monedas y fabricar herramientas, utensilios y armas. La leyenda cuenta que un mercader sirio tuvo que emplear casi 1000 camellos para cargar los escombros del coloso. Muchos creen imposible construir tal estructura con la tecnología de aquella época, y dudan de si realmente existió. Sin embargo, en los últimos años nuevas pruebas han salido a la luz en el propio puerto de Rodas y alrededores. Recientes hallazgos arqueológicos han demostrado que el coloso estuvo en pie sobre la colina que pasa por encima de la bahía,  donde ahora se ubica un castillo medieval. Los investigadores descubrieron piedras talladas que se remontan a la época del coloso. Estas piedras fueron utilizadas más tarde para construir la fortaleza que hay ahora a la entrada del puerto. Se cree que formaban parte de la base de la gigantesca estatua.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article