GoldenBoom-1.jpg

¿Es esta la Capilla Sixtina del Arte Prehistórico?

(Leer articulo en una sola página)

De todas las construcciones antiguas, grabados, pinturas y lugares prehistóricos que hemos visto, ninguno tenía tan remoto y difícil acceso y regreso, como la Cueva del Boomerang de Oro [en Australia, ndt]. Ni Evan ni yo podíamos anotar un punto de referencia para recordar: estábamos totalmente perdidos y bajo la dirección de nuestros guías.

Previamente nos aseguraron que este aislado bastión de arte rupestre era tan único como magnífico y en ambos sentidos no nos defraudó. Pero aun así, no estábamos preparados para aquel conjunto, para el arte y los cuidados detalles de lo expuesto. Hasta que entramos en la región y avistamos este panel de piedra mostrando figuras devotas en movimiento, aceptamos la afirmación de los expertos que lo identificaban con unos estilos originarios regionales específicos y que explicaban que todas las formas de expresión artística primitivas abarcaban una amplia gama, pero que se quedaban bien cortas cuando se trataba de representaciones figurativas del cuerpo humano.

El más cercano -y supuestamente único ejemplo de un arte pre-Cook- se denomina 'Bradshaw Art', y las hipótesis en torno suyo son muy variadas, incluso algunas llegan al extremo. Algunos comentaristas -incluyendo al autoproclamado 'experto' en arte rupestre de Kimberleys, Graham Walsh- están convencidos de que esta antigua forma de arte es demasiado sofisticada y refinada para los aborígenes. Dado el 'hecho', Walsh y otros supusieron que las pinturas ocres de Bradshaw fueron creadas por personas primitivas, que navegaron a Australia, pintaron las cuevas y luego desaparecieron sin dejar rastro ni cualquier otra evidencia histórica.

La cueva del Boomerang de Oro

Miles de kilómetros al sur de Kimberleys, esta galería se extiende durante más de 20 metros y mide más de 4 metros de altura. En ella aparecen seis figuras grabadas y pintadas en la pared de piedra arenisca: dos mujeres (una de pie y otra flotando o volando), un hombre desarmado, un niño, un boomerang y un tigre de Tasmania. El tigre de Tasmania se extinguió en el continente australiano hace al menos 5.000 años y por tanto proporciona una fecha mínima veraz.

Cada figura humana es más grande que en la realidad (aproximadamente vez y media) y directamente proporcional. Tal es la atención a los detalles que miles de años después de su creación, todavía es posible identificar la banda en los brazos de los hombres -que creaba una ligera depresión en la carne-, el arco a los pies de la mujer flotante, la representación de cada dedo, un insólito peinado con “dreadlocks-rastas”, la curvatura de las caderas, pantorrillas y glúteos, etc. El artista los trazó en gran escala para destacar las mismas proporciones, líneas y formas del cuerpo humano. Es plausible declarar, pero imposible de demostrar, que si hubiesen utilizado modelos actuales, la representación sería exacta hasta el más mínimo milímetro. 

GoldenBoom-3.jpgRestos de ocre, casi todos de la categoría más sagrada, roja, pueden encontrarse a lo largo del panel. Las dos áreas más prominentes del colorante rojo están dentro del boomerang, que es la más gruesa, así como en la sección exterior de los dos círculos de la cintura de la mujer que se halla de pie. Fue interesante el resultado logrado por Evan al aplicar diferentes filtros de color a la fotografía de esos círculos: hasta entonces nadie había visto las plantillas de la mano dentro de cada círculo rojo ocre. Si fueron aplicadas originalmente o después, es discutible, pero el hecho de que ninguno de nosotros hoy en día viese la impronta de la mano, ni visualizando lasimágenes fotográficas, sólo refuerza la secreta y sagrada naturaleza de esta catedral del arte rupestre.

La narrativa que acompaña a esta galería no es menos profunda o sagrada que la asociada con las pinturas del techo de la Capilla Sixtina y no menos de una docena de veces mayor. Existe un pronunciado mensaje con fondo femenino y con dos mujeres, un bebé recién nacido y un hombre desarmado extendiéndose hacia el símbolo, pero sin tocarlo, que representa la iluminación. El uso liberal de bandas, cinturones y fajas diagonales se suma a la sacralidad de la ocasión. Creemos firmemente que esta galería en la roca, en su mejor momento hace más de 5.000 años, completamente pintada, no tenía precedentes en el arte y en las visiones místicas, no sólo de Australia, sino de todo el planeta.

Un patrón repetido

Siempre hemos opinado que los seres humanos modernos evolucionaron en Australia y que luego zarparon desde este continente para compartir su sabiduría, tecnología, cultura y genes con las gentes de todo el mundo. Entre sus muchos talentos destacaban los primeros artistas, que dominaron todos los estilos y técnicas desde la abstracta, simbólica, rayada, punteada y exagerada, hasta la figurativa. La cueva del Boomerang de Oro simplemente ilustra cuan variados e increíblemente dotados eran los artistas primitivos y ¡qué poco conocida es la historia real aborigen de aquellos tiempos!

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article