La Colorida Leyenda Tras las Montañas Llameantes de Turpán

(Leer articulo en una sola página)

Las Montañas Llameantes de Turpán (también conocida como Turfán) se encuentran en la cordillera de Tian, en la provincia china de Xinjiang. Estas montañas se alzan al este de la ciudad de Turpán, situada sobre el borde nordeste del desierto de Taklamakán. Este es el desierto de mayor tamaño, más cálido y más seco de China. El nombre de estas montañas ciertamente evoca la imagen de un entorno inhóspito, lo que concuerda con la reputación del duro desierto de Taklamakán.

Los Orígenes Geológicos de las Montañas Llameantes

Según los geólogos, las Montañas Llameantes se formaron por el movimiento de placas tectónicas sobre la superficie de la tierra durante la formación del Himalaya hace cincuenta millones de años. Con el paso del tiempo, la erosión del lecho rocoso de arenisca rojiza originó la formación de los numerosos barrancos y hondonadas que se entrecruzan en estas montañas. Estas características aportan a las montañas una apariencia similar a la del fuego a ciertas horas del día. Además, durante el verano, la temperatura de la superficie de estas montañas puede llegar a superar los 70° C.

Los Orígenes de las Montañas Llameantes según la Tradición – La Historia del Dragón de los Uighures

Literatura y mitología, sin embargo, nos ofrecen una explicación más colorida de cómo se formaron las Montañas Llameantes. Por ejemplo, el pueblo nativo de esta región, los Uighures, cuenta una historia que explica el porqué del color rojo de la superficie de las montañas. Según los Uighures, las Montañas Llameantes fueron antaño asoladas por un dragón. Cuando finalmente un joven héroe consiguió matarlo, la sangre de la bestia se derramó copiosamente sobre las montañas, tiñéndolas de este modo de un color rojo brillante.

Otra Historia Sobre los Orígenes de las Montañas Llameantes Procedente de la Novela “Viaje al Oeste”

Otra historia referida a las Montañas Llameantes se puede encontrar en la literatura china. En la lengua china, las Montañas Llameantes son también conocidas como ‘Huo Yan Shan’. Este nombre deriva de una historia que forma parte de una de las Cuatro Grandes Novelas Clásicas de la Literatura China, Viaje al Oeste . Esta novela fue publicada durante la dinastía Ming, y se atribuye al escritor Wu Cheng’en. La historia del origen de las Montañas Llameantes la podemos encontrar en el capítulo Sesenta de esta popular novela.

En la novela, los protagonistas se tropiezan con una montaña infranqueable en la que hay llamas que arden sin descanso. Según el dios del lugar, este fuego había sido provocado por Sun Wukong (también conocido como el ‘Rey Mono’), uno de los protagonistas de la novela. Cuando Sun Wukong sembró el caos en los Cielos 500 años antes de su viaje al Oeste, fue sometido por el dios Erlang. A continuación le pusieron en la Caldera de los Ocho Trigramas de Laozi para destruirle. Pero cuando se abrió la caldera, Sun Wukong no había sido precisamente reducido a cenizas. Lleno de rabia al salir, le dio una patada a la caldera, y de este modo algunos de sus ladrillos, que aún ardían, cayeron a la tierra y se convirtieron en las Montañas Llameantes.

Pintura de una escena de Viaje al Oeste en la que aparecen sus cuatro protagonistas: Sun Wukong, Xuanzang, Zhu Wuneng y Sha Wujing. Palacio de Verano, Pekín, China (Rolf Müller/Wikimedia Commons)

Pintura de una escena de Viaje al Oeste en la que aparecen sus cuatro protagonistas: Sun Wukong, Xuanzang, Zhu Wuneng y Sha Wujing. Palacio de Verano, Pekín, China ( Rolf Müller/Wikimedia Commons )

Xuanzang y Faxian: Dos Monjes Chinos que Completaron su Viaje al Oeste

Aun siendo la novela de Wu Cheng’en una obra de ficción, está basada en la figura histórica de Xuanzang, un monje Budista de la dinastía Tang que viajó a la India por una ruta terrestre. Aunque el viaje de Xuanzang se hizo famoso gracias a la novela de Wu Cheng’en, no fue el primer monje chino en realizar un viaje así. Varios siglos antes que Xuanzang, el monje Faxian también viajó a la India por tierra. Estos dos monjes debieron seguir la antigua Ruta de la Seda, como ya habían hecho aquellos que trajeron el Budismo de la India a China. Se pueden encontrar edificios y monumentos budistas a lo largo de toda la Ruta de la Seda, incluidas las Montañas Llameantes.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article