La momia de Nedjmet, El Cairo, Egipto

El descubrimiento de Nedjmet y el escondite secreto de las momias

(Leer articulo en una sola página)

La momia de Nedjmet (o Nodjmet) fue una de las momias halladas en el escondrijo de Deir el-Bahari, el cual fue descubierto en el siglo XIX. En la década de 1880 se reveló a las autoridades egipcias la ubicación de una tumba escondida.

Según el informador, Mohammed el-Rasul, una cabra de su hermano Ahmed se había extraviado del rebaño hacía varios años. Cuando Ahmed fue a buscarla, descubrió que el animal se había caido por un hueco del acantilado. Ahmed descendió por el hueco y se encontró en un pasillo angosto repleto de objetos. Al encender una vela, se dio cuenta de que los objetos eran antiguos ataúdes de madera que ocupaban todo el lugar hasta donde alcanzaba a ver y, además, se encontraban apelotonados, unos encima de otros.

Los sepelios nuevos protectores de las momias de la realeza

Además de Nedjmet, también fueron descubiertas las momias de varios faraones del Reino Nuevo (incluyendo a Tutmosis III, Set I y Ramsés II). En los vendajes de la momia de Ramsés II se encontró esta inscripción:  

"Año 15, tercer mes de la estación de akhet, día 6: día del traslado del rey Osiris Usermaatre-setepenre (Ramsés II), ¡Vida! ¡Prosperidad! ¡Y salud!, para su renovación y entierro en la tumba del rey Osiris Menmaatre-Seti (I) ¡Vida! ¡Prosperidad! ¡Salud! A cargo del sumo sacerdote de Pinedyem."

La momia de Ramsés II, El Cairo, Egipto

La momia de Ramsés II, El Cairo, Egipto ( Wikimedia Commons )

Sin embargo, el reinternamiento de Ramsés II en la tumba de Set I sólo fue el primero de una serie de sepelios nuevos, ya que estos enclaves eran vistos como lugares de reposo cada vez más seguros para las momias de la realeza. Los nuevos enterramientos de las momias en el Valle de los Reyes fueron premeditados y llevados a cabo por sacerdotes durante la 21  Dinastía, a la cual nos referimos actualmente como Tercer Periodo Intermedio. Debido al saqueo en el Valle de los Reyes, los sacerdotes decidieron sepultar de nuevo las momias en escondites secretos para evitar futuras profanaciones. 

Nedjmet y Herihor, su esposo perdido

Además de los faraones del Reino Nuevo, sacerdotes de la 21 Dinastía también fueron hallados en el escondite de las momias de Deir el-Bahari. Nedjmet pertenecía a este grupo de momias. El esposo de Nedjmet era Herihor, Sumo Sacerdote de Amón durante el reinado de Ramsés XI y gobernador de facto del sur de Egipto. Herihor no fue hallado en Deir el-Bahari y no ha sido descubierto aún.

Sin embargo, el conocimiento de la relación de Nedjmet con Herihor se obtuvo gracias a un papiro del libro de Nedjmet llamado el Libro de los Muertos , que sí pudo ser recuperado en Deir el-Bahari. El papiro, ahora en el Museo Británico, describe una escena en la que Nedjmet y Herimor están presentando ofrendas a Osiris, Isis y a los cuatro hijos de Horus. Además, aparece una escena en la que el corazón de Nedjmet está siendo pesado, aunque en lugar de mostrar un corazón convencional, se exhibe una estatuilla femenina que se supone representa a Nedjmet.

Nedjmet y Herihor honrando al dios Osiris en el más allá, papiro del Libro de los Muertos de Nodjmet (1050 a.C.) Museo Británico

Nedjmet y Herihor honrando al dios Osiris en el más allá. Papiro del Libro de los Muertos de Nodjmet (1050 a.C.) Museo Británico, ( Wikimedia Commons )

Momificación más avanzada

Uno de los aspectos más importantes de la momia de Nedjmet es que se trata de un buen ejemplo del progreso de las técnicas de momificación, por lo menos en lo concerniente a la apariencia.

Con el fin de darle a la momia de Nedjmet un aspecto más realista, le pusieron ojos artificiales confeccionados con piedras blancas y negras bajo los párpados. Se dice que esta técnica comenzó en un momento tardío de la historia de la momificación.

Además, le agregaron serrín entre los vendajes para que el volumen corporal fuera similar al que tuvo en vida. Para darle una apariencia más vivaz a la momia, le colorearon el cuerpo y algunas partes de la cara.

Aunque se ha demostrado que Nedjmet era una mujer relativamente anciana en el momento de su muerte, los embalsamadores se esforzaron para hacerla lucir joven. Por ejemplo, le pusieron cejas falsas elaboradas con cabello humano. Y como si fuera poco, le pusieron una peluca para cubrir su incipiente calvicie.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article