nefertiti.jpg

La Misteriosa Desaparición de Nefertiti, Reina del Nilo

(Leer articulo en una sola página)

Nefertiti fue la principal consorte del faraón egipcio Akenatón (formalmente conocido como Amenhotep IV), que reinó aproximadamente desde el año 1353 hasta el 1336 antes de Cristo. Conocida como la Reina del Nilo e Hija de los Dioses, Nefertiti adquirió un poder sin precedentes y se cree que logró el mismo estatus que el propio faraón. Sin embargo, mucha controversia persiste sobre ella después del duodécimo año de reinado de Akenatón, momento en que su nombre desaparece de las páginas de la historia.

En la nueva religión del estado de Akenatón, centrada en el dios del sol, él y Nefertiti se presentan como la “pareja primigenia”. Nefertiti era conocida en todo Egipto también por su belleza. Se decía que estaba muy orgullosa de su largo cuello de cisne y que inventó su propio maquillaje usando extractos de la planta de Galena. Compartía también su nombre con un tipo de perla dorada y de forma alargada, llamada Nefer, que lucía a menudo.

Olvidada durante siglos, Nefertiti volvió a hacerse famosa cuando su busto fue descubierto en las ruinas del taller de un artista en Amarna, en 1912, pieza ahora conservada en el Altes Museum de Berlín. Dicho busto ha sido una de las obras más copiadas del antiguo Egipto.

nefertiti-bust.jpg

La famosa escultura de Nefertiti, descubierta por Ludwig Borchardt, es parte de la colección Ägyptisches del Museo de Berlín, actualmente en exhibición en el Museo Altes. Fuente de la imagen: Nueva Enciclopedia Mundial

Nefertiti se representa en imágenes y estatuas con una gran figura, que denota su importancia. Muchas de sus imágenes son simples representaciones de reuniones familiares con su esposo e hijas. A su vez, también es conocida como la madre-politica y madrastra del faraón Tutankamón.

No se sabe con certeza quiénes fueron los ascendentes de Nefertiti, pero en general se cree que era hija de Ay, quien más tarde sería faraón al suceder aTutankamón. Asimismo, tenía una hermana menor, Moutnemendjet. Sin embargo, otra teoría la identifica con la princesa Mitani Tadukhipa.

Nefertiti se casó con Amenhotep IV alrededor del año 1357 a.C. y más tarde fue elegida como su reina. Imágenes existentes representan a ambos a caballo, juntos en un carro y besandose en público con Nefertiti sentada sobre las rodillas del rey, lo que hace creer a los expertos que dicha unión fue real y no un simple matrimonio de estado. De hecho el legendario amor del rey Akenatón quedó reflejado en los jeroglíficos de Amarna e, incluso, escribió un poema de amor a Nefertiti:

     “... Y la Heredera, la Grande en el Palacio, la Cara Bellísima, la Adornada de las Dobles Plumas, la Señora de la Felicidad, la Privilegiada de Favores, cuya voz al rey alegra, la Reina Esposa del Rey, su amada, la Señora de las Dos Tierras, Neferneferuaten-Nefertiti, que viva para Siempre y Siempre ...”

La pareja tuvo seis hijas conocidas, dos de los cuales se convirtieron en reinas de Egipto: Meritatón (se cree que lo hizo como reina consorte de su padre), Meketatón, Anjesenpaatón/Anjesenamón (más tarde reina con Tutankamón), Neferneferuaten Tasherit, Neferneferura y Setepenre.

nefertiti-akhenaten-altar.jpg

Un "altar de la casa" que representa Akenatón, Nefertiti y tres de sus hijas; caliza c. 1350 a.C., Ägyptisches Museo de Berlín. Fuente de la imagen: Nueva Enciclopedia Mundial.

Nueva religión

Durante el cuarto año del reinado de Amenhotep IV, el dios sol Amón se convirtió en el dios nacional dominante. El rey dirigió una revolución religiosa cerrando los templos mayores y promoviendo el papel central de Amón. Nefertiti había jugado un papel destacado en la antigua religión y esto continuó vigente en el nuevo sistema. Ella era adorada junto a su marido y ocupó el inusual cargo de real sacerdotisa de Amón. En la nueva religión, virtualmente monoteísta, el rey y la reina eran vistos como la “pareja primigenia" a quien Amón proporcionó sus bendiciones. De este modo se creó una tríada o trinidad real junto con Amón, a través del cual la "luz" de Amón se disponía a toda la población.

Durante el reinado de Akenatón (y tal vez después) Nefertiti gozaba de un poder sin precedente, y en el duodécimo año de su reinado, existen evidencias de que pudo haber sido elevada a la condición de corregente: idéntico estatus que el disfrutado por el propio faraón. A menudo es representada en las paredes del templo de igual tamaño que él, así como adorando, en soledad, al dios Amón, denotando con ello su gran importancia.

Wilbour-Plaque-nefertiti.jpg

La placa Wilbour, Museo de Brooklyn. Nefertiti se muestra casi tan grande como su marido, lo que indica su gran importancia. Fuente de la imagen: Museo de Brooklyn

Tal vez la más impresionante prueba de su poder sea su aparición en un relieve del templo de Amarna golpeando a un enemigo extranjero con una maza, ante Amón. Tales representaciones tradicionalmente habían sido reservadas solamente para el faraón y sin embargo ella fue inmortalizada de la misma manera.

Además, es Nefertiti quien aparece tallada en las cuatro esquinas del sarcófago de granito de Akenatón y fue ella la que aparece representada  ofreciendo su protección a la momia: papel tradicionalmente desempeñado por las deidades femeninas tradicionales de Egipto como Isis, Neftis, Selket y Neith.

Desaparición de Nefertiti

En el 12 año real, Nefertiti desaparece de la vida pública egipcia. Algunos piensan que murió a causa de una plaga que azotó la zona o que cayó en desgracia, pero las teorías recientes han negado esta afirmación.

Poco después de su desaparición del registro histórico, Akhenaton tomó a otra reina como regente, otra mujer con quien compartió el trono de Egipto. Existen grandes especulaciones acerca de la identidad de la fémina en cuestión. Una teoría dice que era la misma Nefertiti ocupando un nuevo papel de rey femenino, siguiendo el papel histórico de otras mujeres líderes, como Sobkneferu y Hatshepsut. Otra teoría introduce la idea de la existencia de dos corregentes: un hijo varón, Smenkhkare, y Nefertiti bajo el nombre de Neferneferuaten (traducido como "Amón está radiante de esplendor [porque] la bella ha llegado" o "El Perfecto Uno de la perfección de Amón").

Algunos estudiosos se muestran tajantes en la defensa de Nefertiti ocupando el papel de corregente durante la muerte de Akenatón o después de ésta. Jacobus Van Dijk, responsable de la sección de Amarna de Historia del Antiguo Egipto de Oxford, cree que efectivamente Nefertiti se convirtió en corregente con su marido y que su papel como reina consorte fue asumido por su hija mayor, Meryetaten (Meritatón) con quien Akenatón tuvo varios hijos (el tabú del incesto no existía para las familias reales de Egipto). Además, las cuatro imágenes de Nefertiti que adornan el sarcófago de Akenatón no son de diosas habituales, lo que indica su permanente importancia para al faraón hasta su muerte y refuta la idea de que cayese en desgracia. También muestra su papel continuo como deidad o semidiosa junto con Akenatón.

Por otra parte, Cyril Aldred, autor de “Akenatón: el rey de Egipto”, afirma que en un shawabti funerario encontrado en la tumba de Akenatón, se indica que Nefertiti era una simple reina, no uns corregente y que murió en el año 14 del reino de Akhenaton, mientras que su hija habría fallecido el año anterior.

Algunas otras teorías sostienen que Nefertiti todavía estaba viva y que mantuvo su influencia sobre los miembros de la realeza más jóvenes que se casaban en la adolescencia. Nefertiti habría preparado su muerte y la sucesión de su hija, Anjesenpaatón, ahora llamada Ankhsenamón, y de su hijastro y ahora hijo-pólitico, Tutankamón. Esta teoría sostiene que Neferneferuaten murió tras dos años de reinado y que fue sucedida por Tutankamón, quien se cree pudo haber sido otro hijo de Akenatón. Según esta teoría, la vida de Nefertiti habría terminado durante el año 3 del reinado de Tutankhaten. En ese año, Tutankhaten cambió su nombre por el de Tutankamón y abandonó Amarna para volver a la capital, Tebas, como prueba de su regreso al culto oficial de Amón.

gold-plate-tutankhamun.jpg

Una placa de oro encontrada en la tumba de Tutankamón que representa a Tutankamón y Anjesenamón juntos

Por ahora, lo único realmente cierto es que la momia de Nefertiti, famosa e icónica reina egipcia, nunca se ha encontrado de forma concluyente.

El artículo “La desaparición misteriosa de Nefertiti, Rey del Nilo” es una adaptación del artículo: Nefertiti. (2008, 2 de diciembre). Nueva Enciclopedia Mundial.

Imagen destacada: Nefertiti con un sistro magia. Crédito: mari-na.

Autor: April Holloway

Traducción: Moreno Montañaroja

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en www.ancients-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article