StoneAgeTravel.jpg

El Descubrimiento que Reveló que los Humanos Prehistóricos Navegaron los Mares hace 130.000 años

(Leer articulo en una sola página)

Hace ya unos años que un equipo arqueológico formado por científicos griegos y americanos hizo un descubrimiento sorprendente: encontraron las indicaciones  de viajes marinos y navegación más antiguas del mundo en una zona llamada Plakia, en la isla griega de Creta. Se trata de un descubrimiento increíblemente importante al que se dio poca difusión, pese a que llegó a ser uno de los 10 principales descubrimientos del año 2010. Su investigación está obligando los estudiosos a replantearse las capacidades marítimas de las tempranas culturas humanas y prehumanas.

El equipo de arqueólogos estaba realizando las excavaciones en la isla de Creta cuando descubrió un yacimiento del Paleolítico en el cañón de Preveli, donde recuperaron más de 30 hachas de mano y cientos de otras herramientas de piedra, tales como cuchillos y raspadores de cuarzo, desperdigados por más de 20 lugares diferentes. Hasta ese descubrimiento se creía que los humanos prehistóricos habían alcanzado Creta, Chipre, otras islas griegas y posiblemente Cerdeña hace alrededor de12.000 años. Sin embargo, sorprendentemente, las herramientas de piedra encontradas en Plakia databan de hace, al menos, 130.000 años.

Stonetools.jpg

Las herramientas de piedra encontradas en Creta son pruebas de los primeros viajes marinos. Por: Nicholas Thompson and Chad DiGregorio/NYTimes.

Las herramientas fueron datadas gracias a un análisis estratigráfico: una rama de la geología que estudia los estratos de roca. Los acantilados y las cuevas  del litoral fueron elevados en el pasado por fuerzas tectónicas. Los estratos elevados y expuestos representan la secuencia de los períodos geológicos que han sido bien estudiados y datados. El equipo analizó las capas en las que se encontraban las herramientas y determinó que dicho suelo llevaba sobre la superficie marina desde hace entre 130.000 y 190.000 años.

Plakia.jpg

Los acantilados rocosos alrededor de la aldea de Plakia eran en realidad zona de costa en tiempos prehistóricos. Aquí es donde el equipo comenzó las excavaciones. Fuente de la imagen.

Considerando que Creta es una isla desde hace 5 millones de años, las herramientas podrían haber llegado a ese lugar sólo si seres humanos prehistóricos o especies prehumanas hubiesen viajado hasta allí navegando. Esto significaría que los viajes por mar existían en el Mediterráneo desde decenas de miles de años antes de lo que los arqueólogos creían inicialmente y que los primeros Homo sapiens -o sus antepasados- utilizaron medios aptos para la navegación en mar abierto. Antes de este descubrimiento el recorrido marino más antiguo establecido, era la migración por mar del anatómicamente moderno Homo sapiens a Australia, donde tuvieron que cruzar entre islas con una distancia máxima de 71 km de mar abierto. Un proceso que habría comenzado hace unos 60.000 años, aunque esta línea de tiempo también es discutible.

Lo que resulta particularmente interesante es que el estilo de las herramientas se asemeja a objetos pertenecientes a la tecnología lítica conocida como Achelense, que se originó con las poblaciones pre-humanas en África. Durante décadas, la hipótesis aceptada ha sido que los fabricantes de herramientas de estilo Achelense alcanzaron Europa y Asia vía Medio Oriente, pasando principalmente por lo que es ahora Turquía, hacia los Balcanes. Los hallazgos en Creta aumentan la posibilidad de que la migración humana no estuviese limitada a rutas terrestres y pudiera haberse incluido una expansión desde África a través del estrecho de Gibraltar a España, o desde Libia a Creta: un tramo de aproximadamente 200 millas (320 kilómetros).

Inicialmente se creía que los primeros barcos eran balsas de troncos con velas a base de pieles de animales cosidas y amarradas a la rama de un árbol para atrapar el viento. Sin embargo, los expertos en historia náutica ancestral defienden que los antiguos navegantes habrían requerido un mayor desarrollo tecnológico para recorrer la distancia entre el norte de África y Creta.

ancientraft.jpg

La teoría aceptada hasta ahora expone que los marinos de la Edad de Piedra construyeron balsas con troncos y confeccionaron velas realizadas con pieles de animales cosidas y amarradas a la rama de un árbol para atrapar los vientos. Fuente de la imagen.

Los arqueólogos no están seguros de que las herramientas que encontraron en Creta fueran hechas por el Homo sapiens o por otro antepasado previo. Hace 130 mil años los seres humanos modernos compartieron el mundo con otros homínidos, como los Neandertales y el Homo heidelbergensis. Durante mucho tiempo se ha creído que los primeros seres humanos, y ciertamente las especies pre-humanas, fueron incapaces de crear barcos o navegar en aguas abiertas. Pero este descubrimiento desafía esa aseveración y sugiere que eran capaces de conductas mucho más sofisticadas que las que sus relativamente sencillas herramientas de piedra podrían insinuar.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article