ancient-inventions.jpg

Diez Inventos Increíbles de los Tiempos Antiguos

(Leer articulo en una sola página)

8. La batería de Bagdad

La batería de Bagdad, a veces denominada como la batería Parthian, consiste en una vasija de barro que porta en su interior un cilindro de cobre. Suspendida en el centro de este cilindro — pero sin tocarlo — se encuentra una barra de hierro. Tanto el cilindro de cobre como la varilla de hierro se mantienen en su sitio con un tapón de asfalto. Estos artefactos (fueron encontrados varios) se descubrieron durante las excavaciones llevadas a cabo en 1936 en la antigua aldea de Khujut Rabu, cerca de Bagdad. La aldea se considera aproximadamente que tiene alrededor de 2000 años de antigüedad y que fue construida durante el periodo Parthian (250 a. C. - 224 d. C.). Aunque no se sabe exactamente el uso de este tipo de dispositivo, el nombre de 'Batería de Bagdad' procede de una de las teorías establecidas en 1938, cuando Wilhelm Konig, el arqueólogo alemán que realizó las excavaciones, examinó dicho artefacto y concluyó en que este dispositivo era, en realidad, una antigua batería eléctrica. Después de la segunda guerra mundial, Willard Gray, un estadounidense que trabajaba en el General Electric High Voltage Laboratory en Pittsfield, construyó unas réplicas y al llenar los objetos con un electrolito, descubrió que podrían producir 2 voltios de electricidad. La pregunta a responder es: ¿si se trata realmente de una batería, para que se utilizó su energía?

9. Un cáliz de 1.600 años muestra que los Romanos utilizaban nanotecnología

La Copa de Licurgo, conocida por su representación de una escena que implica a Licurgo, rey de Tracia, es un cáliz romano de 1.600 años de antigüedad, que cambia de color dependiendo de la dirección de la luz que lo toca. El caliz siempre ha sido fuente de preguntas y cuestiones para los científicos, desde que fue adquirido por el Museo Británico en los años 50. No podían entender por qué la copa aparecía verde jade cuando se iluminaba por delante, pero de color rojo sangre cuando estaba iluminada por detrás. El misterio fue resuelto en 1990, cuando unos investigadores de Inglaterra escudriñaron unos fragmentos rotos bajo un microscopio y descubrieron que los artesanos romanos fueron los pioneros de la nanotecnología: habían impregnado el vaso con partículas de plata y oro, molidas de sólo unos 50 nanómetros de diámetro, es decir: menos de la milésima parte del tamaño de un grano de sal de mesa. El trabajo era tan preciso que no había manera de que el efecto resultante fuese un accidente. De hecho, la mezcla exacta de los metales sugiere que los romanos habían perfeccionado el uso de las nanopartículas. Al golpearlo la luz, los electrones pertenecientes a los trozos de metal vibran de tal manera que alteran el color dependiendo de la posición del observador.

10. El antiguo mecanismo de Antikythera

El mecanismo de Antikythera fue descubierto en 1900 durante la recuperación de un buque naufragado en la isla griega de Antikythera, en aguas a 60 metros de profundidad. Consiste en un dispositivo metálico con una compleja combinación de engranajes y se remonta hasta el siglo II a. C. Este mecanismo ha resultado ser uno de los más increíbles dispositivos mecánicos descubiertos en el mundo antiguo. En las últimas décadas los científicos han utilizado las últimas tecnologías para intentar descifrar su funcionalidad. Sin embargo, debido a su complejidad, han sido incapaces de explicar su función. Aunque estos últimos años, un grupo de científicos parece haber resuelto el misterio sobre su verdadero funcionamento. Peter Lynch, profesor de meteorología de la University College de Dublín, explica:” El mecanismo era impulsado por un mango que hacía girar un sistema conectado por más de 30 ruedas de engranaje… Los engranajes eran unidos con punteros en la parte delantera y trasera del mecanismo, mostrando la posición del sol, de la luna y de los planetas según sus movimientos a través del zodiaco. Un brazo extensible con un alfiler seguía un surco en espiral, como una aguja de tocadiscos. Una pequeña esfera, mitad blanca y mitad negra, indicaba la fase de la luna. Aún más impresionante era la predicción de los eclipses solares y lunares". Sorprendentemente, el dispositivo incluía también un disco para indicar cuál de los juegos Panhelénicos tendría lugar cada año, junto con los Juegos Olímpicos que se producían cada cuatro años. Sólo un pequeño diente de los 30 continúa siendo un misterio y se espera que una próxima investigación pueda resolver esta última pieza del rompecabezas.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article