Portada - Daga del ajuar funerario de Tutankamón forjada con hierro procedente de un meteorito. (DaniellaComelli/Universidad de Pisa)

¿Por qué Tutankamón tenía una daga fabricada con hierro procedente de un meteorito?

(Leer articulo en una sola página)

Los científicos han especulado durante mucho tiempo con respecto al hecho de que los antiguos egipcios utilizaran el metal de los meteoritos para fabricar objetos de hierro. Ahora, el análisis de una daga descubierta en la tumba de Tutankamón nos está ofreciendo claras evidencias de que era así. Pero, ¿por qué hicieron uso de una fuente de metal tan extraña, habiendo tanto hierro en la Tierra?

Hasta hace poco, no se pensaba que los antiguos egipcios fuesen particularmente buenos en la producción de objetos de hierro hasta casi el final de su historia, alrededor del año 500 a. C, ya que no se ha encontrado evidencia arqueológica significativa de ningún trabajo con hierro en el valle del Nilo . Incluso las grandes cantidades de desechos de fundición, ricos en hierro, encontrados en la región del Delta, en realidad pudieron ser producidos al intentar fabricar objetos de cobre.

La fuente natural más común del hierro metálico en la Tierra es el mineral de hierro de rocas que contienen hierro enlazado químicamente con otros elementos. Estos necesitan ser procesados por calentamiento de los mismos con otros materiales (fundición) para extraer el hierro de baja calidad, que luego es golpeado con martillos para eliminar sus impurezas. Todo esto requiere de considerables conocimientos técnicos, gran esfuerzo y de la existencia de herramientas de las que no hemos obtenido pruebas de su existencia en el antiguo Egipto.

Fragmentos de hierro puro (99.97 %+), refinado electrolíticamente, junto a un cubo de 1 cm3 de hierro de alta pureza (99.9999 %). (Public Domain)

Fragmentos de hierro puro (99.97 %+), refinado electrolíticamente, junto a un cubo de 1 cm3 de hierro de alta pureza (99.9999 %). ( Public Domain )

Numerosas fuentes escritas egipcias y procedentes de la península del Sinaí nos hablan de un abundante suministro de mineral de hierro, lo que demuestra que los egipcios eran conscientes de la existencia de este metal desde los comienzos de su historia. Sin embargo, este mineral se utilizó, sobre todo, para crear pigmentos tanto de carácter artístico como para el maquillaje personal. Tal vez este hecho se debiera a que los minerales de hierro, de fácil acceso, eran de mala calidad, por lo que no podían trabajarlo como metal.

Fuente interestelar

Sin embargo, el hierro no sólo se obtenía a partir de los minerales terrestres: existen muchas evidencias que demuestran que numerosas sociedades prehistóricas de todo el mundo, sin acceso a las vetas minerales o al conocimiento de la fundición, hicieron uso del hierro metálico encontrado en meteoritos ocasionales, creando a menudo objetos de hierro muy básicos, como pequeñas y delgadas piezas metálicas que podrían haber sido utilizadas como cuchillos.

Si los antiguos egipcios sabían que el hierro también se encontraba en los meteoritos procedentes del firmamento, el hogar de los dioses, este material podría haber sido, simbólicamente hablando, muy importante para ellos: es posible que considerasen el hierro como un material divino, no apto para ser trabajado de forma práctica y diaria, sino que debía reservarse exclusivamente para objetos destinados a personajes de alto rango.

En el antiguo Egipto el mineral de hierro se utilizó, sobre todo, para crear pigmentos tanto de carácter artístico como para el maquillaje personal. En la imagen, detalle de las pinturas que decoran los muros de la Tumba de Nebamón. (Siglo XV a. C.). Museo Británico. (Public Domain)

En el antiguo Egipto el mineral de hierro se utilizó, sobre todo, para crear pigmentos tanto de carácter artístico como para el maquillaje personal. En la imagen, detalle de las pinturas que decoran los muros de la Tumba de Nebamón. (Siglo XV a. C.). Museo Británico. ( Public Domain )

Los meteoritos podrían incluso haber desempeñado un papel más directo en la religión del estado. Así, se cree que la piedra Benben era venerada en el templo del Sol del dios Ra en Heliópolis , precisamente porque es probable que fuese un meteorito. De hecho la palabra benben deriva del verbo weben, que significa brillar. Asimismo, el antiguo idioma ofrece otras muchas pistas sobre cómo era percibido el hierro por los egipcios y con respecto a si sabían que los meteoritos eran otra de las fuentes de este metal. De este modo, la palabra jeroglífica bi-A, cuya traducción resultó muy discutida, y que al principio creían que también podía referirse al cobre, finalmente se ha concluido que debe traducirse como hierro.

La palabra bi-A era utilizada en numerosos textos, incluyendo fragmentos funerarios de las pirámides. De hecho, los escritos religiosos egipcios más antiguos están datados en, aproximadamente, el año 2375 a. C. Sin embargo, es muy probable que se integraran mucho antes en el tallado de las paredes internas de  algunas pirámides . Estas referencias textuales al hierro se relacionan con diversos aspectos estelares y con los huesos del rey muerto que vivirá para siempre, como una estrella eterna, en el firmamento.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article