Portada-El Sudario de Turín: imagen moderna, procesada digitalmente del rostro del lienzo [izquierda]. A la derecha, imagen del cuerpo tal y como aparece en el sudario. (CC BY-SA 3.0)

Nuevo Estudio Demuestra que la Sábana Santa de Turín Contiene ADN Procedente de Todo el Mundo

(Leer articulo en una sola página)

La Sábana Santa de Turín es considerada por muchos el sudario que envolvió el cuerpo de Jesús de Nazaret, aunque para los escépticos no pasa de ser un mero artículo religioso de interés histórico. Este sudario ha cautivado desde siempre a estudiosos y científicos por igual debido a su misteriosa naturaleza. Ahora, nuevas pruebas de ADN se unen a las numerosas investigaciones que han intentado profundizar en los extraños y misteriosos orígenes de esta reliquia.

El lienzo, una pálida sábana de lino de aproximadamente 4,5 metros (14 pies) de largo, podría ser considerada de escaso interés de no ser por sus características manchas de color pardo-rojizo sobre su superficie. La imagen de un hombre estirado con las manos cruzadas se adivina sobre la tela, con las vistas frontal y posterior de la cabeza encontrándose justo en medio del sudario, lo que sugiere que envolvió un cadáver desnudo por ambos lados, de la cabeza a los pies. Las imágenes del lienzo revelan incontables y terribles heridas en el cuerpo, cuchilladas, carne arrancada, perforaciones y marcas de azotes. Estas huellas indican para los defensores de la autenticidad de la Sábana Santa la evidencia de la crucifixión y la descripción bíblica de la muerte de Jesús.

La Sábana Santa de Turín completamente extendida. Científicos y estudiosos aún no han resuelto todos sus misterios. (Public Domain)

La Sábana Santa de Turín completamente extendida. Científicos y estudiosos aún no han resuelto todos sus misterios. ( Public Domain )

La Historia Oculta de la Sábana Santa

El registro histórico sitúa la Sábana Santa cronológicamente a principios del siglo XIV. Los estudiosos debaten su posible existencia antes de 1390, definiendo el período anterior como “muy turbio.” Incluso en la época medieval ya hubo discusiones acerca de la autenticidad del sudario, con escritos cruzados entre diferentes autoridades eclesiásticas en los que se daba a entender que era un fraude. No obstante, los historiadores plantean la posibilidad de que varios de estos ‘sudarios’ estuvieran en circulación por aquel entonces, y que las acusaciones de fraude podrían no tener nada que ver con el lienzo que se encuentra a día de hoy en la catedral de Turín.

La existencia de este sudario está bien documentada desde el siglo XV. Fue transferida formalmente a la Casa de Saboya en 1453, y sufrió daños en un incendio. En diversos momentos de la historia se le han aplicado diferentes parches y arreglos. En el siglo XVII se encontraba en una capilla, pero no fue hasta 200 años más tarde cuando se expuso públicamente, y se fotografió por primera vez.

Negativos fotográficos de la Sábana Santa de Turín. (Public Domain)

Negativos fotográficos de la Sábana Santa de Turín. ( Public Domain )

Fueron estas fotografías las que provocaron que el sudario dejara de ser una simple reliquia para convertirse en una auténtica sensación. Las fotos no parecían demasiado interesantes por sí mismas, hasta ver los negativos, tras lo cual una detallada imagen de un hombre con barba y cubierto de heridas se hizo claramente visible. Se había sospechado hasta entonces que las manchas y las imágenes habían sido pintadas sobre el lienzo de lino por algún artista en cierto momento de su historia, pero el descubrimiento de la imagen detallada de un cuerpo plasmada sobre la tela obligó a replantear estas teorías drásticamente, y convenció a muchos de que las imágenes eran producto del contacto del sudario con un cadáver humano real. Algunos cristianos creen que la imagen fue proyectada del cuerpo de Jesús a la tela gracias a una emisión de “luz divina” o “energía” tras su resurrección.

Cartel que anuncia la exhibición pública de la Sábana Santa del año 1898 en Turín. Secondo Pia tomó su famosa fotografía demasiado tarde como para incluirla en el cartel. Por esta razón, la imagen del rostro de Jesús está pintada. (Public Domain)

Cartel que anuncia la exhibición pública de la Sábana Santa del año 1898 en Turín. Secondo Pia tomó su famosa fotografía demasiado tarde como para incluirla en el cartel. Por esta razón, la imagen del rostro de Jesús está pintada. ( Public Domain )

Si ésta fue realmente la mortaja que envolvió el cuerpo del Jesús de Nazaret histórico, habría que datar el sudario aproximadamente en el año 30 d. C., fecha bíblica de la muerte de Jesús. Sin embargo, esta datación no coincide con el registro histórico, que es posterior, ni con las investigaciones científicas más modernas realizadas sobre la reliquia.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article