Portada - Copia del Broche de Tara. (Kotomi/CC BY NC 2.0)

Una obra maestra de la orfebrería céltica: la verdadera historia del magnífico Broche de Tara

(Leer articulo en una sola página)

El Broche de Tara fue descubierto en Irlanda. A día de hoy está considerado una de las más grandiosas obras maestras que han llegado hasta nosotros de la orfebrería céltica. Cuenta la leyenda de este broche que fue descubierto en un lugar conocido como la Colina de Tara, considerado tradicionalmente sede de los Altos Reyes de Irlanda. Sin embargo, el vínculo entre el broche y este importante emplazamiento irlandés se lo inventó un joyero que deseaba incrementar el valor de la pieza.

El hallazgo del broche

En lugar de en la Colina de Tara, está documentado que el Broche de Tara fue hallado en una playa de Bettystown, cerca de Laytown, en el Condado de Meath. La campesina que supuestamente encontró el broche en agosto de 1850 aseguraba haber encontrado la joya en una caja enterrada en la arena cuando realizó el descubrimiento.

Sin embargo, muchos no creen tampoco ni una palabra de esta otra versión. En su opinión el broche fue desenterrado realmente en algún lugar del interior. Solo que, a fin de evitar una disputa legal con el propietario del terreno, la familia de la mujer habría mentido acerca del lugar en el que fue descubierto el broche.

Playa de Bettystown, Condado de Meath. (Bananenfalter/Public Domain)

Playa de Bettystown, Condado de Meath. (Bananenfalter/ Public Domain )

De la joyería a las exposiciones

De cualquier manera, el broche fue vendido a continuación a un comerciante, tras lo cual acabó en manos de un joyero de Dublín llamado George Waterhouse. Por aquel entonces, Waterhouse ya estaba produciendo joyas modernas de estilo celta, increíblemente populares a lo largo de la década anterior. Fue también mérito de Waterhouse influir en las tendencias de la época para conseguir cambiar el nombre del broche. Al asociar la pieza con la sede tradicional de los Altos Reyes de Irlanda, la Colina de Tara, Waterhouse acrecentó la fama y el valor económico del broche.

Modelo de antiguo broche junto con pieza de tela, mostrando cómo se empleaban antiguamente estos broches. Museo Británico. (Johnbod/CC BY SA 3.0)

Modelo de antiguo broche junto con pieza de tela, mostrando cómo se empleaban antiguamente estos broches. Museo Británico. (Johnbod/ CC BY SA 3.0 )

Este hecho pudo ser comprobado al mostrarse al público el Broche de Tara en la Gran Exposición de Londres de 1851. Unos años más tarde, en 1853, el broche fue expuesto también en la Exposición Universal de París, además de en la Gran Exposición Industrial de Dublín, que fue visitada por la reina Victoria. En 1872 el Broche de Tara pasó a formar parte de la colección de la Real Academia Irlandesa. Finalmente, fue donado al Museo Nacional de Irlanda, donde aún se encuentra expuesto en la actualidad.

Broche de Tara, vista frontal. Museo Nacional de Irlanda. (Johnbod/CC BY SA 3.0)

Broche de Tara, vista frontal. Museo Nacional de Irlanda. (Johnbod/ CC BY SA 3.0 )

Una decoración magnífica

El Broche de Tara es considerado a menudo una de las más grandiosas obras maestras de la orfebrería céltica. El análisis de esta joya ha demostrado que fue confeccionada con oro, plata, ámbar y vidrios coloreados. El Broche de Tara pertenece a la categoría de broches conocida como ‘pseudo-penanulares’.

Los broches penanulares son uno de los tipos más habituales de broches antiguos, y son reconocibles por su forma de círculo abierto y sus extremos profusamente decorados. Aunque los broches pseudo-penanulares se parecen a los penanulares por sus extremos ornamentados, de hecho son círculos cerrados y no abiertos como los penanulares.

Broche de Rogart, ejemplo de broche penanular picto, Escocia, siglo VIII, plata dorada y vidrio. (Johnbod/CC BY SA 3.0)

Broche de Rogart, ejemplo de broche penanular picto, Escocia, siglo VIII, plata dorada y vidrio. (Johnbod/ CC BY SA 3.0 )

Las dos caras del Broche de Tara, es decir, su anverso y su reverso, se encuentran magníficamente decoradas con gran detalle, aunque algo más en su parte frontal que en su reverso. Basándose en la calidad de los materiales empleados para la fabricación del Broche de Tara, así como en su fina artesanía, los expertos creen que esta pieza fue realizada para un opulento cliente, probablemente un hombre. Además de ajustar la capa de su propietario, el broche también habría servido como símbolo de riqueza y elevada posición social.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article