Portada - Estatua del dios Chac-Mool situada en el interior de una de las cámaras de la pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá, México (Dominio público); detalle.

Chac Mool y el mito de la Atlántida

(Leer articulo en una sola página)

Fotografía de la cabeza de una estatuilla de Chac-Mool - colección privada del autor.

Fotografía de la cabeza de una estatuilla de Chac-Mool - colección privada del autor.

Se han encontrado abundantes ejemplos de esculturas de Chac-Mool en toda Mesoamérica, desde Michoacán en México hasta El Salvador. Los ejemplos más antiguos datan del período Clásico Terminal de la cronología mesoamericana (c. 800 d. C. – 900 d. C.). Aunque Le Plongeon encontró el Chac-Mool más grande, otros catorce Chac-Mool fueron descubiertos en Chichén Itzá, y doce en Tula.  En Chichén Itzá, sólo cinco de las catorce esculturas fueron confirmadas con seguridad en sus respectivos contextos arquitectónicos, las de el Castillo, el templo de Chac-Mool, la Columnata norte, el Templo de las Mesitas y el Templo de los Guerreros. El resto de ellas fueron descubiertas enterradas dentro o cerca de estructuras importantes. El Chac-Mool de Tula, más pequeño, es casi idéntico a la versión de Chichén Itzá excepto por el cuchillo atado a su brazo.

Sangre para el dios de la sangre

Siglos más tarde, el Chac-Mool sería utilizado por degeneradas civilizaciones mesoamericanas, incluidas las últimas generaciones de los mayas, para representar a un dios de sangre. En su versión azteca, la vasija sobre el vientre del Chac-Mool se convirtió en un Cuauhxicalli (cuenco de piedra destinado a contener corazones humanos), y la divinidad fue responsable de un culto religioso que provocó la muerte de decenas de miles de hombres, mujeres y niños, marcando uno de los períodos más siniestros de la historia de la humanidad.

Sacrificios humanos en las ilustraciones del Códice Magliabechiano, folio 70. (Dominio público)

Sacrificios humanos en las ilustraciones del Códice Magliabechiano, folio 70. ( Dominio público )

Refundando la civilización

A medida que los arqueólogos continúan descubriendo asentamientos mayas más antiguos en toda Centroamérica, un punto ha quedado claro. Fueron los mayas y no los olmecas los grandes maestros, los que influyeron en cierto número de antiguos nativos en gran parte de lo que hoy son México, Honduras y Guatemala. El Chac-Mool podría haber sido una de muchas figuras importantes que siguieron a lo que parece haber sido un gran diluvio (y cambio a nivel planetario) que destruyó gran parte de la población humana en toda Mesoamérica. Los mitos nativos describen una figura (o figuras) que difunde información sobre agricultura, astronomía, desarrollo cultural y las ciencias para ayudar a construir un nuevo mundo para los supervivientes. Creo que mientras continuemos excavando y descifrando más de los monumentos mayas que han llegado hasta nosotros, descubriremos nuevas pruebas de esta afirmación y conseguiremos comprender mejor a éste y otros importantes individuos que influyeron en el pasado.

Imagen de portada: Estatua del dios Chac-Mool situada en el interior de una de las cámaras de la pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá, México ( Dominio público ); detalle.

Autor: Cliff Dunning

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Lawrence Gustave Desmond, Phyllis M. Messenger. A Dream of Maya: Augustus and Alice Le Plongeon in nineteenth century Yucatan. Albuquerque: University of New Mexico Press, 1988.

Augustus Le Plongeon. Sacred Mysteries Among The Mayas And The Quiches, 11,500 Years Ago: Their Relation To The Sacred Mysteries Of Egypt, Greece, Chaldea And India. Freemasonry In Times Anterior To The Temple Of Solomon. Publisher: CreateSpace Independent Publishing Platform (April 8, 2013)

Augustus Le Plongeon. Queen Móo and the Egyptian Sphinx (Classic Reprint) . Publisher: Forgotten Books (May 9, 2017)

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article